Damián Sanz, durante un encuentro de tenis de mesa. / KAMARERO
Publicidad

El deporte segoviano dice adiós a uno de los impulsores del tenis de mesa en la provincia. Damián Sanz Merino falleció victima del Covid-19 a los 60 años. Fue uno de los fundadores del CD Amigos del Tenis de Mesa (ATM) en 1985 donde desarrolló su función como jugador e incluso como presidente. Más de 25 años ligado al club y una vida entera como deportista. Tal fue su legado, que el torneo de ferias y fiestas de Segovia llevaba su nombre.

Sanz se mantenía en activo en la categoría de veteranos donde disputó el campeonato del mundo en 2016 en Elche (Alicante) y su próximo compromiso iba a ser en Burdeos, en una nueva cita internacional. Sanz enfermó por coronavirus e ingresó en el Hospital General de Segovia donde permaneció hasta que tuvo que ser trasladado a Valladolid. Finalmente no pudo superar los efectos de la pandemia.

Era padre de tres hijos (Pablo, Ana y Juan) y estaba casado con la actual concejal de Deportes del Ayuntamiento de Segovia, Marian Rueda. Fue trabajador de Caja Segovia durante 37 años y al pasar la entidad a los dominios de Bankia mantuvo una lucha activista al considerar excesivas las indemnizaciones que percibieron los exdirectivos.