Infografía con los datos del CD La Granja. / A.M.
Publicidad
ALEJANDRO MARTÍN / SEGOVIA

Con el frenazo en seco de las competiciones deportivas por el coronavirus, el retorno a los terrenos de juego es toda una incógnita. Por el momento se han aplazado dos jornadas, a la espera de que las federaciones anuncien la prolongación del parón, al menos, con la continuidad del estado de alarma. Esta situación está llevando a jugadores a bajarse el sueldo y a los clubes a renegociar contratos y a acogerse a los ERTE (Expedientes de Regulación de Empleo Temporal). Asimismo, las plantillas continúan entrenando de manera individual, al no poder ejercitarse ni de forma grupal ni en instalaciones municipales.

En el caso del CD La Granja ha visto cómo la Tercera División se paraba cuando copaba la última posición del Grupo VIII. Un inciso en el campeonato liguero que, pese a por las consecuencias en las que deriva, podría venir bien a la plantilla de Miguel de la Fuente en el aspecto psicológico por cambiar la dinámica negativa en la que se encuentran. El conjunto de San Ildefonso lleva 11 partidos sin ganar y solo ha sumado un punto, contra el Atlético Tordesillas a domicilio (1-1), en lo que va de 2020. La última vez que el cuadro del Real Sitio se llevó tres puntos en un encuentro fue el 14 de diciembre en el campo de El Hospital contra La Bañeza (3-0).

Después, el equipo ha cosechado más resultados adversos que lo que refleja su imagen sobre el terreno de juego: un grupo que compite, pero que le falta un plus para amarrar los puntos. La falta de claridad a lo hora de ver puerta y los errores defensivos son dos factores que empañan el trabajo del plantel granjeño a la hora revertir su situación en la tabla.

Una vez que se reanude la liga, La Granja tiene una exigente escalada hacia la salvación. Nueve son los puntos que la distancian de la permanencia, en un calendario repleto de finales y que se jugaría con varios enfrentamientos a la semana. Cada partido, un bombeo hacia el objetivo. Con los encuentros ante el Real Ávila y el Numancia B aplazados, los hombres de De la Fuente tienen una serie de compromisos en la que no pueden fallar como el del Mirandés B, el CD Buposa, el Santa Marta o el Atlético Bembibre. Otros de los rivales que completan el desenlace del curso de los de San Ildefonso son el Zamora, el Cristo Atlético o la Arandina.

El jugador del CD La Granja David Moreno, que cayó lesionado del hombro. / KAMARERO

Bajas y lesiones

La planificación de la temporada, con la apuesta de traer futbolistas de fuera en vez de mantener el bloque con jugadores de la provincia, no ha dado mejor rédito que el curso pasado. Un factor que, además, se ha unido a las bajas que ha sufrido el club desde el inicio. Con las largas lesiones de Cristian Rivas, Alfonso Berrocal y David Moreno en el primer tramo de la campaña -todavía siguen recuperándose-, el conjunto del Real Sitio se ha ido encontrando con nuevas ausencias en el apartado médico como la de Jonatan Angulo ‘Jonan’, su máximo goleador.

El arranque de año dejó importantes salidas hacia otros equipos como el caso del venezolano Víctor Manuel Bravo ‘Vitolo’, que puso rumbo a Formentera, y del brasileño Ramón dos Reis. Además, en el mercado de fichajes invernal el conjunto granjeño perdió al mexicano Cristian Rivera y a los defensas Mario Fernández y Antonio de Miguel ‘Demi’.

Para suplir estas ausencias, La Granja recuperó al lateral David Arranz en una parcela de altas en la que a lo largo de la temporada han ido añadiéndose jugadores como David Sancho ‘Peli’, David Gil, Borja Ramírez o Iván Gómez. El último en llegar ha sido el delantero Jonathan Castaño.