El lateral de la Segoviana Rubén Yubero avanza con el balón controlado. / ROCÍO PARDOS
Publicidad

Superados ya los ecos de la fallida conversión en Sociedad Anónima Deportiva, aunque se prevé una buena resaca en la asamblea del próximo 4 de octubre donde la entidad podría dar un vuelco si Agustín decide abandonar la presidencia, la Gimnástica Segoviana vuelve a centrarse solamente en lo deportivo, con la visita en la tarde de hoy al campo de La Llanera, donde le espera La Bañeza en un encuentro de los clásicos del grupo octavo, donde siempre es complicado puntuar.

Sin embargo, el conjunto bañezano no ha iniciado nada bien la competición como local, quizá porque los rivales a los que ha recibido en casa (Palencia Cristo, Arandina y Salamanca B) no son los más idóneos para empezar la competición. Pero lo cierto es que los tres partidos que ha jugado esta temporada en su campo se han saldado con tres derrotas, a cada cual más fuerte, cayendo 0-1 ante el Cristo, 0-4 frente a la Arandina, y 0-5 ante el filial charro. Solo el par de victorias obtenidas lejos de La Llanera han propiciado que los de Pepe Díez no se encuentren en las posiciones de descenso, aunque no les quedan muy lejos.

La Segoviana, que poco a poco parece haber encontrado el ritmo de la competición, aspira a seguir enlazando victorias que le coloquen en la zona alta de la tabla, siempre al acecho de un Zamora que, como sucedió en la pasada campaña, parece un punto por encima del resto de equipos, aunque eso siempre hay que plasmarlo en el campo.

Sea como fuere, el objetivo gimnástico es el de salir a por la victoria en cualquier campo, y la que se trate de conseguir en La Llanera deberá hacerse con alguna que otra baja sensible. Así, Rubén causará baja para este encuentro, y quién sabe si para alguno más, víctima de un problema muscular en el gemelo que apunta a leve, pero del que no se sabrá el alcance hasta que le hagan la resonancia. En la misma posición se encuentra Ivi, aunque éste con una microrrotura en el aductor derecho.

NUEVO CAMBIO DE ONCE INICIAL

La ausencia del lateral y del delantero obligarán a Manu a reformar de nuevo el once inicial, y si se mantiene la lógica, Manu deberá ‘tocar’ también la línea del centro del campo, puesto que Asier se presenta como el recambio natural de Rubén al no contar con más laterales izquierdos puros en el equipo, (y los experimentos de situar en esa demarcación a Dani Abad y Dani Arribas no resultaron del todo bien) por lo que el hueco en el centro del campo que pueda dejar el de Arroyo de Cuéllar presenta varios candidatos a ocuparlo, comenzando por Domingo y Elías, y siguiendo por un Alex Conde al que hay que empezar a dar más minutos. En el ataque, Iván Sales podría contar con más participación teniendo en cuenta la aportación que tuvo en el tramo final del encuentro ante el Santa Marta, si bien es cierto que tanto Dani Arribas, como Abad y Javi Borrego tuvieron una buena actuación el pasado domingo, y se hicieron acreedores a continuar en el once. Y es que, a pesar de las ausencias, Manu tiene donde elegir.