Dos encuentros de altura son los que afrontarán este fin de semana Turégano y Unami en la Regional de Aficionados. Los primeros, imbatidos desde la llegada de Guille Duque a los banquillos, buscarán seguir su racha positiva con un nuevo triunfo con el que den un nuevo paso de gigante hacia su ansiado objetivo del playoff de ascenso. Los segundos, con más vidas que un gato, mantienen intactas sus aspiraciones por la permanencia. El Turégano recibirá en El Burgo la visita del Racing Lermeño. El conjunto tureganense, cuarto clasificado con 40 puntos, recibe a unos burgaleses que ocupan la séptima plaza y que llegan a tierras segovianas tras empatar sin goles frente al Unami.

El conjunto de Guille Duque ha dado un giro de 180 grados desde la llegada del joven técnico a los mandos y encadena ya hasta seis encuentros consecutivos sin conocer la derrota. En concreto, cinco triunfos y un empate que les han permitido meterse de nuevo en la terna por las posiciones altas de la tabla. Su última víctima, el Sporting Uxama, al que el Turégano le endosó un contundente 3-0. Así, el equipo segoviano buscará tres nuevos puntos con los que meter presión sobre el Villamuriel y el San José, segundo y tercero respectivamente.

Distinto objetivo, pero misma dinámica vive el Unami. El equipo de Juan Folgado, remando a contracorriente, sigue inmerso de lleno en la lucha por la salvación y, con el ejercicio entrando en su recta final, sus opciones de alcanzar la permanencia están intactas. En esas, los azules se encuentran en puestos de descenso, ya que son decimocuarto clasificados con 25 puntos, aunque la salvación queda ya tan sólo a tres puntos. El Belorado, en la duodécima plaza con 28 puntos es el que marca ahora mismo el abismo, pero el Unami afronta la recta final de la mejor manera posible que lo ha llevado a ganarse por derecho propio la licencia a soñar por la salvación. Los culpables, cuatro últimos resultados en forma de tres empates y un triunfo.

Ahora, el Unami buscará alargar la racha en el escenario más complejo. En esas, el equipo de Juan Folgado visitará el Diego Dávila para medirse a un Briviesca que es líder de una competición que domina con puño de hierro. Un rival sólido en casa que se llevó el duelo de ida en La Albuera por 0-3 y ante el que el Unami espera poder la campanada con la que mirar ya definitivamente a los ojos a la permanencia.