Adrián Rosales se eleva ante la defensa del Sinfín./ DIEGO GÓMEZ

Minuto 9 de partido. Tras un tiempo muerto pedido por Zupo Equisoain, Jorge da Silva envía un balón fuera, y el Viveros Herol Nava recibe un gol desde los seis metros por parte del pivote Lon, que hacía el 6-2 en el marcador del partido que medía al Cantabria Sinfín con el conjunto segoviano.

Y es bueno quedarse con esa jugada, porque es la que marca el punto de inflexión de la crisis del Balonmano Nava que, plagado de bajas, dio un paso adelante y mostró la calidad que atesora su plantilla, comenzando por un Patotski estelar que superó el 40 por ciento de paradas, continuando por una defensa que solo concedió tres goles al Sinfín en los últimos veinte minutos de la primera parte, y terminando por un ataque que mostró más versatilidad que en partidos anteriores, aumentado también su efectividad.

Un equipo distinto

Resulta evidente pensar que la mano del técnico apenas se ha podido notar en los apartados tácticos, pero es indudable que en el aspecto anímico la llegada de Zupo ha revitalizado al equipo, que desde el 6-2 fue paulatinamente elevando su nivel, aunque fuera combinando errores y aciertos, pero cerrando filas en torno a Patotski hasta conseguir el empate a siete goles mediado el primer tiempo, y pasar a liderar el marcador gracias a un gol de contra (y no fueron pocos) anotado por Rodrigo Pérez.

La presión, para el rival

El 9-12 con el que el Viveros Herol Nava se fue al descanso traspasaba la presión al Sinfín, y bien que le pesó este hecho al conjunto de Diego Montesinos, que volvió a estrellarse ante Patotski, mientras que el conjunto segoviano apretaba de firme en defensa y se colocaba en disposición de ganar el partido cuando en el minuto 40 se escapaba en el electrónico con un 13-20 difícil de prever en la primera mitad.

El tramo final del partido fue un quiero y no puedo de los locales frente a un rival que por fin pudo mostrar la calidad que atesora, y que terminó dándose una buena alegría con un triunfo importante para la pelea por la permanencia Al Viveros Herol Nava tres días con un nuevo entrenador le han cambiado la cara.