balonmano nava 4
El banquillo del Viveros Herol Nava celebra un gol./ AMADOR MARUGÁN

Afirmaba Zupo Equisoain que hasta que la competición no superara las diez primeras jornadas, no se podría hacer un análisis de las posibilidades de los equipos en la temporada. Transcurridos once encuentros, ya es momento para hacer este balance, que refleja que el Viveros Herol Nava ha ganado más partidos de los que ha perdido, todo un logro teniendo en cuenta los rivales a los que se ha medido en el arranque de la competición, y que salvando el encuentro en Cantabria frente a Sinfín, muy lejano en el tiempo ya, en el resto de encuentros el conjunto navero ha sido muy competitivo.

Tanto es así que la última victoria conseguida en Torrelavega ha puesto al Balonmano Nava en la quinta plaza de la clasificación, a dos puntos del tercer puesto, y con un calendario por delante que le llevará a medirse en las cuatro últimas jornadas de la primera vuelta frente a rivales que no están realizando una temporada acorde a lo que se esperaba de sus plantillas, si bien el Balonmano Benidorm y el Anaitasuna tienen ‘excusa’ ya que el equipo mediterráneo sufrió un brote de Covid al principio de la temporada, y el navarro lo está sufriendo ahora, teniendo que aplazar su partido del pasado fin de semana frente al Antequera, como se verá obligado a aplazar el de la próxima en el que tendrá como oponente al Sinfín.

El Viveros Herol Nava tendrá la oportunidad de refrendarse como el mejor conjunto de Castilla y León en esta primera vuelta en la Asobal en el encuentro que a partir de las 18.30 horas del próximo sábado le medirá al Recoletas Atlético Valladolid en el pabellón Guerrer@s Naver@s. Una victoria acercaría en dos puntos más al equipo segoviano a la permanencia, y permitiría soñar con otras metas.