Publicidad

Con la tranquilidad de haber sumado los dos primeros puntos de la competición tras haber superado al Quabit Guadalajara en la jornada anterior, el Viveros Herol Nava jugará a la ‘intempestiva’ hora de las doce de la mañana frente al FC Barcelona en el Palau Blaugrana el encuentro correspondiente a la quinta jornada del curso regular que será retransmitido por televisión a través de Gol.

Decir que el encuentro es como escalar el Everest sin oxígeno y a la pata coja es quedarse corto. El Barça de Xavi Pascual es de largo el mejor equipo de la competición española, con tal dominio sobre la competición que se puede permitir el ‘lujo’ de tener confinados en casa tanto a su técnico como a Aleix Pascual, y aun así jugar en Ucrania la primera jornada de la Liga de Campeones y ganar por cinco goles de diferencia.

De esta manera, los hombres de Diego Dorado se han preparado para el partido ante el intocable conjunto blaugrana “sabedores de la dificultad del reto, porque nos vamos a medir a uno de los mejores equipos del mundo, pero intentando hacer nuestro mejor partido”, señaló el técnico.

EN HORARIO NO HABITUAL

El choque frente al equipo de Xavi Pascual se jugará en la mañana del sábado “en un horario que puede no ser el habitual, pero al que podemos estar más o menos acostumbrados puesto que hacemos entrenamientos matutinos” y frente a un rival que llegará de jugar en Ucrania en la tarde del jueves, algo a lo que Dorado restó trascendencia “porque el Barça es un equipo de tanta calidad que estoy seguro de que no va a notar sobre la cancha el hecho de haber jugado hace menos de 48 horas”.

La semana de entrenamientos del equipo segoviano no ha producido novedades en lo que a lesiones se refiere, por lo que el plantel que acudirá al Palau Blaugrana será el mismo que se midió el pasado sábado al Quabit Guadalajara, aunque la reciente paternidad de Filipe Mota le mantiene en Portugal, por lo que el luso se unirá a Yeray Lamariano y Adrián Rosales en el apartado de ausencias en la convocatoria.

“Es, sin duda, el partido más difícil de toda la temporada”, reconoció el entrenador del Viveros Herol Nava, que pretende que su equipo se plantee objetivos tanto individuales como de grupo, “pero siempre con la intención de seguir progresando, aunque la dificultad sea máxima”.

DOS PUNTOS QUE VALIERON ORO

La realidad es que, superado este compromiso, en este arranque de la Liga Asobal el Viveros Herol Nava ya habrá viajado a dos de las canchas más difíciles de toda la competición, el Palau y el Palacio de los Deportes de La Rioja. Teniendo en cuenta la suspensión de las dos primeras jornadas, cobrabra una gran importancia ganar al Guadalajara en Nava de la Asunción, porque no es lo mismo llegar a la sexta jornada de liga con cero puntos y en la zona baja de la tabla, que hacerlo con dos puntos en el casillero y en la zona media.

 

La victoria ante el Guadalajara aportó tranquilidad al equipo de Diego Dorado, que no podrá contar con Yeray, Adrián y Mota

 

El partido será para disfrutar (lo que se pueda) ya que será la primera ocasión en la historia del conjunto segoviano en la que visitará la cancha del FC Barcelona en partido oficial, ya que en la pasada campaña la suspensión dela Liga por culpa de la crisis sanitaria impidió a los naveros el poder visitar una cancha mítica en el balonmano nacional.

PRIMER APLAZAMIENTO

El Comité Nacional de Competición ha decidido atender la petición que le hizo el pasado jueves el Balonmano Ciudad de Logroño y ha aplazado el encuentro que debía jugar el cuadro riojano a las seis de la tarde de hoy en el pabellón Huerta del Rey frente al Recoletas Atlético Valladolid.

El motivo de la suspensión es la cuarentena preventiva que se han visto obligados a pasar cuatro componentes del equipo que dirige Miguel Ángel Velasco al estar en contacto directo con un contagiado por Covid-19, lo que obligó al conjunto riojano a suspender los entrenamientos.

No es esta la primera ocasión en la que el Ciudad de Logroño se ve afectado por el coronavirus, puesto que durante la pretemporada tuvo que suspender durante una semana el trabajo debido a un falso positivo de un jugador del Sinfín, conjunto frente al que disputaron un partido amistoso.

El choque frente al Recoletas Atlético Valladolid queda ahora pendiente de una nueva fecha de celebración.