Publicidad

Dos días después de hacer pública su lista de bajas para la próxima campaña, el Balonmano Nava puso la segunda piedra en la confección de su plantilla para el curso 20/21(la primera fue la del técnico Diego Dorado) anunciando la incorporación del internacional portugués Jorge Silva, que se convierte así en el primer refuerzo para la plantilla del conjunto navero, que aún tiene que recibir a un buen número de jugadores.

Jorge Filipe Fernandes Monteiro da Silva, nacido en Oporto en 1989, es un lateral derecho con amplia experiencia en la Liga Sacyr Asobal, donde llegó hace once temporadas procedente del FC Porto, con el que consiguió dos títulos nacionales.

Tres campañas en la División de Honor Plata vistiendo la camiseta del Palma del Río y del Teucro le sirvieron para llegar a la máxima categoría del balonmano español, recalando en conjuntos como el Balonmano Guadalajara, Anaitasuna, Fraikin Granollers y Cantabria Sinfín, el último equipo antes de firmar por el Viveros Herol Nava en el que ha militado las dos últimas temporadas.

Más de 700 goles en Asobal

El portugués, que destaca por su potente lanzamiento exterior ayudado por sus más de dos metros de altura, ha sido nominado en dos ocasiones para mejor lateral derecho de la Asobal, con un bagaje de más de 700 goles conseguidos en su trayectoria en el balonmano español, habiendo anotado 61 tantos en la campaña 19/20.

“No suelo decidirme por el sitio donde más me pagan, sino que me gusta ver otras cosas. Y creo que Nava quiere dar un paso adelante”

 

“Tenía varias ofertas encima de la mesa, de España y del extranjero, -reconoció Jorge Silva a esta redacción-, “pero me decanté por la del Nava porque después de una conversación que tuve con el presidente Julián Mateo, me gustó mucho el proyecto deportivo que está haciendo para este año”.

El lateral considera que hay jugadores que se mueven de los equipos en virtud de la oferta económica, “pero yo no suelo decantarme por el sitio donde más me paguen, sino que me gusta ver otras cosas. Y creo que Nava quiere dar un paso adelante y está haciendo un proyecto para apostar por algo más que la permanencia”.

Aún en Santander

La suspensión de la Liga Asobal ‘pilló’ a Jorge Silva en Santander, donde permanece a la espera de que la crisis sanitaria vaya remitiendo, y pueda volver a pasar el verano en Portugal: “La decisión que se tomó de suspender la competición era la que había que tomar, porque la salud es lo primero y era evidente que la liga no podía continuar”, afirma el nuevo jugador navero, que considera que la decisión de la Federación acerca de la clasificación “lógicamente no iba a agradar a todo el mundo”.

 

“Los jugadores somos los primeros que estamos deseando coger el balón y dejar
de ejercitarnos en casa
con las garrafas”

 

Silva ha tenido tiempo de hablar con Diego Dorado “aunque ha sido más una toma de contacto y una presentación que una conversación más profunda” si bien es cierto que tanto técnico como jugador estuvieron de acuerdo en que hay que intentar llegar a la pretemporada con un mínimo de forma, “porque vamos a sumar mucho tiempo sin entrenar, y los jugadores somos los primeros que estamos deseando coger el balón y dejar de ejercitarnos en casa con las garrafas”.

“Estoy seguro de que todos queremos volver a sentir las sensaciones de estar sobre la cancha, y confío en que en el mes de septiembre se haya encontrado una solución para acabar con este virus, y así el balonmano pueda volver con garantías. Yo estoy deseando entrenar”, terminó.

“Estoy deseando disfrutar de la afición del Nava”

Uno de los aspectos que más destacan los jugadores que compiten en Nava de la Asunción es el extraordinario ambiente de balonmano que se vive en el pabellón Guerrer@s Naver@s, y Silva no ha sido ajeno a este ambiente, ya que jugó en noviembre ante el Viveros Herol defendiendo al Cantabria Sinfín “y vi a una afición muy involucrada con el equipo, apoyándole de manera constante. Además, he tenido la oportunidad de ver más partidos del Nava en la Asobal, y sé que su afición es de las que más anima incluso cuando su equipo va perdiendo. Ya la he vivido como rival, y ahora estoy deseando disfrutarla”.