Imagen del primer entrenamiento de la pretemporada que realizó el Viveros Herol Nava para preparar la campaña 19/20./ A. MARUGÁN
Publicidad

La plantilla del Viveros Herol Nava apura las últimas jornadas de sus larguísimas vacaciones antes de planificar la que será su segunda campaña en la Liga Asobal de balonmano. Con la tristeza de no haber podido despedir en la cancha a jugadores y técnicos que consiguieron la permanencia, pero también con el lógico optimismo de comenzar un nuevo proyecto, el 16 de julio jugadores y técnicos están citados en el pabellón Guerrer@s Naver@s para iniciar el trabajo de pretemporada.

Como avanzó Diego Dorado, y a salvo de que las autoridades sanitarias indiquen otra cosa, la plantilla comenzará sus entrenamientos con total normalidad, realizados previamente los lógicos análisis para descartar problemas con el Covid-19.

Habrá carga física, pero también mucho trabajo táctico con el fin de conjuntar una plantilla que contará con muchas caras nuevas, pero también con un núcleo de jugadores que conocen muy bien la idiosincrasia del club, y que han abierto de par en par las puertas a Diego Dorado, que durante todos los meses desde que se confirmó su llegada a Nava de la Asunción ha venido planificando el trabajo.

Varios amistosos cerrados

El Balonmano Nava continúa cerrando sus amistosos de pretemporada. Uno de ellos, ya confirmado, tendrá como rival al Ademar de León, tal y como anunciaron diversos medios leoneses, en el que será previsiblemente el último partido de preparación antes de que comience la competición oficial.

El cuerpo técnico del club se encuentra más que satisfecho de la plantilla que ha conseguido formarse, y confía en que en los casi dos meses de trabajo se consiga formar un buen grupo. El período de adaptación de los jugadores se antoja fundamental, y se considera que hombres de experiencia contrastada en la Asobal como Vujovic, Silva o Mota no tendrán dificultades para amoldarse al equipo. Cosa diferente será lo de Lukas Simenas, con el que se tendrá más paciencia teniendo en cuenta que llega a Nava de la Asunción desde el balonmano lituano.