Publicidad

El guardameta Ramiro Pérez, procedente de la U.D. El Espinar San Rafael, equipo en el que ha militado en las dos últimas temporadas, se incorpora a las filas del Unami para reforzar la portería del conjunto azul en la Regional de Aficionados.

Ramiro Pérez cuenta con una larga trayectoria en equipos madrileños y ha llegado a jugar en la Tercera División con el Sporting Uxama.

Hace semanas Ramiro recibía la llamada de Diego Yepes, entrenador del Unami para que se sumara al proyecto, hecho que valora mucho y considera una de las claves para unirse al club: “Lo que más me atrajo es que te llame una persona y te diga que quiere volver a trabajar contigo”, recordando que ambos compartieron vestuario y trabajaron juntos en la U.D. El Espinar San Rafael.

Un objetivo difícil

El nuevo portero del conjunto segoviano valora muy positivamente el proyecto “porque es muy potente para el fútbol modesto”. En esa misma línea valora su nuevo equipo y campo “un equipo con un objetivo ambicioso, ya que no deja de ser un conjunto de ciudad, con un campo bueno”. Ilusionado y con muchas ganas, Ramiro afronta esta incorporación “con unas ganas tremendas de probarme en el proyecto”.

Con la clara meta del ascenso a la Tercera División, así afronta Pérez unirse al equipo segoviano “porque con el equipo que hay, no podría haber otro objetivo”, aunque no deja de reconocer que, pese a que será asumible por la plantilla, no será fácil de conseguir, “es muy duro, pero es un objetivo realista” manifiesta Ramiro.