El Unami dio un paso definitivo para evitar el descenso en la Segunda División femenina, que se aseguró de manera virtual con la victoria que consiguió en la tarde del sábado frente al Alcorcón en un encuentro muy completo por parte de las jugadoras que dirige Toño González, capaces de remontar el encuentro a un buen equipo como es el madrileño, y ascender de esta manera a la segunda plaza de la clasificación en el grupo por la permanencia, con catorce puntos de ventaja sobre las posiciones de descenso cuando restan dieciocho por disputarse. Una ventaja más que tranquilizadora.

Fue un encuentro de lo más emocionante el que pudieron disfrutar los espectadores en el pabellón Pedro Delgado, con dos equipos que no querían renunciar al ataque pero que también pusieron mucho empeño a la hora de atacar el marco rival, poniendo a prueba a las porteras.

A pesar de que las ocasiones de gol se iban apuntando en el casillero de ambos conjuntos, el de goles seguía en blanco hasta que a cuatro minutos para el descanso Raquel establecía el 0-1 para el Alcorcón, con lo que el Unami aumentó su intensidad en busca del empate antes del intermedio, que consiguió Laura Usa, la única que acertó sobre la portería de Marta en la primera parte.

Remontada, y a aguantar

Así que con las tablas en el electrónico ambos conjuntos se retiraron a los vestuarios, para retornar diez minutos más tarde con las ideas mucho más claras en el Unami, que pasó a controlar el partido buscando la remontada, que culminó Laura Llorente en el minuto 24.
A partir de ese momento el Alcorcón se encontró con un muro, porque el conjunto segoviano demostró sobre la cancha las razones que le han llevado a ser, de largo, el equipo menos goleado de la competición, con una solidaridad defensiva extraordinaria, una portería que siempre responde, y el sentido del colectivo por encima del premio individual.

De esta manera, con mucho trabajo sobre la pista porque esa es una de las señas de identidad del Unami, el conjunto segoviano logró hacerse con tres puntos y demostrar que la Segunda División femenina es la categoría en la que este grupo de jugadoras dirigidas por un técnico joven como Toño González, se merece estar.