Con una victoria más sufrida de lo previsto terminó la temporada el Unami de la Segunda División femenina de fútbol sala, superando por 4-2 al Simancas en el encuentro que sirvió de despedida para el técnico Toño González, que dirigió por última vez al equipo tras anunciar su marcha al finalizar la presente campaña.

Sin hacer el mejor partido del año, porque la temporada se ha hecho larga para todos, el Unami se vio por dos veces por detrás en el electrónico, la primera vez a los pocos minutos de comenzado el encuentro con el gol marcado por María, que fue contrarrestado por Laura Usa mediada la primera parte, y la segunda a poco de reiniciarse el choque después de que Sonia superarse a Esther convirtiendo el 1-2.

Reacción inmediata

Afortunadamente la reacción del Unami fue fulgurante y en apenas un minuto Marta había restablecido las tablas, dando paso a una recta final del partido en la que la victoria pudo haber caído para cualquier lado, para decantarse finalmente de parte local después de que Sofi consiguiese poner el 3-2 a tres minutos para la conclusión, y Cris de Andrés pusiera el broche al encuentro con el cuarto tanto que certificaba la victoria del Unami, y con ella la segunda plaza de la clasificación en el grupo por la permanencia, solo por detrás del Villacañas y por delante de todos los conjuntos del grupo de Madrid y Canarias que se integraban en este grupo después de haber jugado entre ellos la primera fase de la competición.

Llega ahora el momento del merecido descanso, pero también el de la planificación de la próxima temporada para el equipo azul, que tras la marcha de Toño González ya ha anunciado la llegada al banquillo de Enrique Molina.