dep3 2kama WEB
Los jugadores del Unami saludan en La Albuera. / KAMARERO

El Unami mantiene el modo apisonadora en Regional de Aficionados tras imponerse en casa del Racing Lermeño (0-4), un triunfo que le asienta en el liderato del grupo. El cuadro segoviano no solo esgrime puntos, sino triunfos contundentes. En el pueblo burgalés de los bizcochos, los azules fueron muy superiores. Ni la hierba alta ni verse con uno menos sirvieron para derrotarles.

La única propuesta del Racing Lermeño fue aguardar atrás. Las primeras dificultades de los segovianos consistieron en adaptarse al césped hasta lograr la velocidad de balón requerida. Todo pudo haber sido mucho más fácil si Jorge hubiera embocado en el primer minuto de juego un disparo prácticamente a puerta vacía que se marchó alto. Con todo, el primer gol llegaría inmisericorde en una jugada tejida por banda izquierda que Adrián convirtió en un pase de la muerte para que Chechu ajusticiase con un fuerte tiro raso.

No tardó el cuadro segoviano en ampliar ventajas tras una jugada algo descontrolada que terminó con Alcubilla en posición privilegiada. El delantero aprovechó la superioridad para ceder a Jorge Andrés, que aprovechó el regalo para ampliar la cuenta. Con 0-2 se llegó al descanso.

Las cosas pudieron complicarse para el Unami tras una rigurosa expulsión a Vicente, que erró en el cálculo y acabó golpeando al delantero local en una acción fronteriza para tratarse de una segunda amarilla. No importó; Gonzalo del Valle cambió el dibujo táctico con tres sustituciones y su equipo adquirió una nueva vitalidad.

Koby terminó el partido a un gran nivel y anotó el tercero, embocando con fuerza con balón muerto en la zona ofensiva con un disparo raso inapelable para el portero. El cuarto fue el resultado de una jugada muy bien tejida por un taconazo de Quino que acompañó Chechu, de nuevo como mediocentro, que aprovechó su buena llegada para marcar un golazo.

Punto para el Turégano

Por su parte, el Turégano sacó un punto de mérito en su visita al filial del Palencia Cristo (0-0). El cuadro segoviano, sólido en defensa, se mantiene en la zona media de la tabla. El Monteresma descansó esta jornada; también lo hizo La Granja, que debía enfrentarse al Real Burgos, ya descalificado.