balonmano nava granollers
Filipe Mota se hace hueco entre la defensa del Granollers durante el encuentro disputado la temporada pasada. / AMADOR MARUGÁN

El Viveros Herol Nava afronta este miércoles, 10 de noviembre, su último puerto de alta montaña de la primera vuelta. El calendario ya les ha puesto delante al resto de grandes: Barça, Logroño, Bidasoa o Ademar. El último coloso es el Granollers, que visita a las 20.00 horas el pabellón Guerrer@s Naver@s de Nava de la Asunción como un equipo en plena forma, tercero y con aspiraciones intactas para pelear por una plaza en Champions League. Con todo el postín del rival, el Nava, sexto le superaría con una victoria. Es su asalto al tercer puesto.

La ausencia de los internacionales –Jakub Prokop (Eslovaquia), Nico D’Antino (Italia) y Filip Vujovic (Montenegro)– ha complicado la puesta a punto. “Entre algún lesionado y los cuatro que estaban fuera, hemos tenido muy poca gente. Dedicas la semana a otras facetas del juego y no a la preparación del partido”, subraya el entrenador del Nava, Zupo Equisoain, siempre exigente. “Han llegado cansados porque han entrenado bastante y han jugado un par de partidos, pero la motivación tiene que estar por encima del cansancio”.

Zupo da por hecho que el Granollers peleará por las plazas europeas. “Es un equipo muy bien armado, con muy buenos jugadores. Es un partido difícil de ganar y tenemos que hacer nuestro balonmano. Jugamos en casa y hay que explotar al máximo el factor cancha”. El técnico habla de defender a los hombres importantes y “atacar mejor” para competir. “Tienes que hacer un partido completo para ganar al Granollers”.

Hasta el final de la primera vuelta

Respecto a las visitas de equipos ilustres, el Nava puede presumir este curso de un triunfo de prestigio ante el Ademar León y de un partido bien peleado ante Bidasoa Irún en la primera parte; no tanto en la segunda. Para Zupo, irundarras y el Granollers “son ahora mismo los equipos más en forma de la Asobal”. Y lo argumenta con el triunfo de los catalanes en León o cómo gestionaron el final de partido ante Logroño, al que derrotaron en su pista. “Nosotros también estamos en buena línea, obviamente, tras la victoria en Cuenca y pelearemos el partido”.

El técnico navero defiende con prudencia esperar hasta el final de la primera vuelta antes de sacar conclusiones sobre qué objetivos perseguirá cada equipo. Hasta el momento, pone en valor el buen rendimiento de su plantilla, especialmente por sus victorias en Cuenca y Puente Genil. “Hemos hecho los deberes bien. Hemos sacado cuatro puntos fuera de casa contra equipos difíciles de ganar. De momento, no hemos cometido ningún error. Y después de este partido, tenemos una serie de encuentros contra equipos de nuestro nivel. Ahí es donde la clasificación nos va a decir dónde vamos a estar”. Y repitió el mantra: “Lo de siempre: ir partido a partido y no pensar en nada más”.

El Granollers fue el último equipo en español que le arrebató puntos al Barça, en 2018, un honor que mantiene pese a que el Benidorm estuvo cerca de imitar la gesta en la última jornada. Con todo, el Nava tiene motivos para el optimismo, pues ha empatado en sus dos visitas a la pista de su rival de este miércoles, por más que los catalanes se hayan impuesto en sus desplazamientos a Segovia. “El equipo está dando muestras de buen balonmano. Quizás hemos ganado algún partido que sobre el papel no piensas, pero salió bien. No cabe duda de que son buenas noticias que nos encontremos ahí con diez puntos”. ¿Y si son 12?.

Gonzalo Carró: “La Liga te pone en tu posición, lo merecemos”

Gonzalo Carró aseguró que tiene las pilas cargadas. “El parón nos ha venido muy bien. Veníamos de partidos muy duros y cada uno se ha ido a su casa”. En su caso, Galicia. “Igual no ha sido la mejor semana, con cuatro o cinco bajas no puedes entrenar igual. Pero tenemos ese partido en Cuenca en la cabeza y la idea de hacerlo igual o mejor”. Al pivote no le sorprende el rendimiento del equipo. “Al final, la liga te pone en tu posición y nosotros lo estamos mereciendo desde agosto. Estamos contentos con los resultados y esperemos sacar más. Hay que hacernos fuertes en casa”. La victoria ante Granollers es, a su juicio, posible. “Está claro que es un equipo muy fuerte, pero esperamos combatir los 60 minutos a tope”. Carró de declaró muy adaptado al club, “tanto en lo deportivo como en lo personal”.