Después del ‘bajón’ que supuso para la afición del Balonmano Nava la derrota en la cancha del Sinfín, donde el equipo “jugó un simulacro de un partido amistoso”, reconoció Zupo Equisoain, la victoria contundente del conjunto navero sobre el Ademar de León ha vuelto a elevar la moral acerca de las opciones de hacer un más que buen papel en la tercera temporada del equipo en la Asobal.

Como siempre sucede, es tan importante el fondo como la forma, y más allá del triunfo frente al equipo leonés, para el técnico navarro cobra importancia la manera en la que llegó el triunfo, realizando un gran partido en todas las facetas del juego, tal y como destacó Zupo al final del choque.

El entrenador desveló que había habido “más que palabras” con la plantilla en los dos entrenamientos posteriores al partido de Sinfín que sirvieron de preparación para el que se disputó el martes “y el equipo reaccionó de la manera que tenía que hacerlo”, con una gran actuación coral.

A un alto nivel

Y es que muchos jugadores ofrecieron su mejor versión, como lo hizo Nicolo en la primera parte, o Prokop y Moyano durante todo el choque. Entre los tres jugadores sumaron 24 goles, un hecho histórico para el Balonmano Nava en la Asobal. Tanto fue así que Rodrigo Pérez Arce, máximo goleador del equipo en la pasada campaña, apenas lanzó a portería y se dedicó a asistir a los compañeros.

Mención aparte merece la defensa que en los partidos de casa ha mostrado el Viveros Herol Nava. Carró, Mota y Tsanaxidis, aunque este último todavía en fase de adaptación al criterio arbitral en la competición española, protegen muy bien el centro, pero no se puede olvidar la aportación de Vujovic en el impar. Y es que varios jugadores doblan puestos en ataque y en defensa, y al menos en los partidos de casa están manteniendo un alto nivel, sin mencionar todavía a un Patotski que detiene dos de cada cinco lanzamientos que le realizan los rivales.

El equipo afronta ahora cinco partidos de máxima exigencia frente a Logroño, Puente Genil, Bidasoa Irún, Incarlopsa Cuenca y Granollers

Los seis puntos de diez posibles que suma el conjunto de Nava de la Asunción le mantienen en la zona noble de la clasificación con la llegada del tramo más exigente de la temporada. Serán cinco partidos de máximo nivel que comenzarán con dos encuentros fuera de casa en las pistas del Balonmano Logroño y del Puente Genil, para posteriormente recibir en Nava al Bidasoa Irún, viajar hasta El Sargal para jugar ante el Incarlopsa Cuenca, y cerrar el ‘Tourmalet’ de partidos más que complicados en Nava teniendo como oponente al Fraikin Granollers.

Entre los máximos goleadores

El buen inicio de liga del Viveros Herol Nava también se pone de manifiesto en las estadísticas del equipo, que ha elevado sus números ofensivos con respecto a campañas anteriores, y también mejora sus prestaciones en la portería, fruto de una mejor defensa.

Prueba de ello es que, después de haber jugado contra Barcelona y Ademar, y ‘sufrir’ el partido ante Sinfín, entre Dzmitry Patotski y Haris Pleh suman más de un treinta por ciento de paradas, con especial mención a los lanzamientos desde los seis metros, en los que los guardametas naveros están evitando que llegue a la portería prácticamente uno de cada dos remates.

En el apartado realizador también se está notando la mejoría del equipo, que ya no sufre la ‘Rodrigodependencia’ de la pasada campaña, sino que reparte sus tantos de manera mucho más coral, lo que viene a favorecer a un ataque más imprevisible para los rivales.

Así, tanto Jakub Prokop, con 29 goles, como Nicolo D’Antino con 26, forman parte del elenco de máximos realizadores de la competición, en una clasificación que encabeza el extremo del Ademar Gonzalo Pérez Arce, que en el encuentro del pasado martes realizó una soberana exhibición de recursos ofensivos, anotando un tercio de los goles que marcó su equipo en Nava de la Asunción.