El palista segoviano David Llorente, con las dos medallas del campeonato del mundo, en la Diputación Provincial, junto a los diputados, concejales y demás alumnos. / KAMARERO
Publicidad

David Llorente se ha convertido en el deportista segoviano del momento, junto al atleta Javier Guerra que continúa con su proceso de recuperación. El subcampeonato del mundo de la categoría de eslalon K1, conseguido hace apenas diez días en La Seu D`Urgell (Lérida), le lleva a lo más alto del piragüismo nacional de dicha disciplina y le acerca a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Pese a su juventud (22 años), el palista de Palazuelos de Eresma ha pasado de ser una proyección a una realidad. Sin embargo, la plaza para Japón todavía no está confirmada por la Federación al ser tercero en esta modalidad el también español Joan Crespo. Además, ambos, junto a a Samuel Hernanz, se colgaron el oro por patrullas.

Tras estos triunfos, Llorente fue recibido en la Diputación Provincial de Segovia a cargo del presidente Miguel Ángel de Vicente. En el acto también estuvieron presentes diferentes diputados y concejales y varios alumnos con mensajes de felicitaciones. En el mismo, el piragüista repasó su meritoria temporada: “Ya quedar quinto en el Europeo absoluto era un logro para mí. No me imaginaba conseguir una medalla de plata con 22 años. Es algo histórico para Segovia y para España: es la mejor actuación española en mi modalidad”.

La campaña del segoviano todavía sigue y ahora parte a Tokio. “Voy siete semanas para allá, como primera toma de contacto, a un campeonato en el que soy el único representante nacional. Eso es buena señal, pero todavía no es oficial que vaya a los Juegos. Depende de cómo vayan estos meses”, apuntó. El otro candidato es Crespo, con quien le une una buena amistad pese a ser rivales. “Compito contra él, pero cuando bajas estás solo y al final compites contra uno mismo. Sé que si hago una bajada buena, voy a estar por delante”, valoró; y señaló: “Es una rivalidad muy sana y he aprendido muchas cosas de él”.

De Vicente, por su parte, recalcó: “Que tus éxitos sean los de la provincia”; y continuó: “Nos alegremos de tus triunfos, ya que gracias a tu práctica deportiva se instauraron las becas de la Diputación para deportistas. Son muchos los que se benefician de estas ayudas y ahora nos reconforta ver la trascendencia que tienen”. Para terminar, Llorente subrayó: “Ojalá al año que viene, si se confirma la plaza de las Olimpiadas, esté aquí celebrándolo”.