Jugadores del CD Segosala celebran un gol en la pasada edición. / NEREA LLORENTE

El Segosala suspendió ayer los entrenamientos de sus equipos no inmersos en competición. “La decisión ha sido tomada única y exclusivamente por responsabilidad y siendo conscientes del malestar que puede generar en las familias. El club desea mantener la actividad, pero considera que la seguridad de sus deportistas es una prioridad aún mayor”, reza el comunicado.

“Si la incidencia de la enfermedad en nuestra provincia y nuestra comunidad no mejora durante los próximos días, el Segosala buscará la manera de retomar los entrenamientos con las máximas medidas de seguridad posibles, ya que el club es el primer interesado en seguir adelante con la actividad deportiva de todos sus deportistas. Pero siempre primando la salud y la seguridad”.