Una acción de un encuentro disputado en el pabellón Pedro Delgado por el Segosala frente al Unión Arroyo./ NEREA LLORENTE

El CD Segosala ha tenido un extraordinario arranque de la competición en la segunda fase por el ascenso de la Segunda División B de fútbol sala. El equipo de Ángel Zamora, liberado de toda presión, suma dos victorias en otras tantas jornadas, y buscará la tercera consecutiva en el partido que disputará a las seis de la tarde en el pabellón Pedro Delgado teniendo como oponente al Ribeira de Piquín, otro buen conjunto del grupo gallego que se encuentra situado a tres puntos de la escuadra que dirige Ángel Zamora.

El rival del Segosala es un conjunto bien armado, sobre todo en el apartado defensivo aunque en la última jornada de la liga encajara siete tantos por parte del Guardo. Además, en la ofensiva se apoya en el buen momento que atraviesa su jugador Christian López, que ha marcado cinco goles en los dos primeros partidos de esta segunda fase.