dep3 2 WEB 3
Los jugadores del Segosala celebran un gol. / CD SEGOSALA

El Segosala Segobus continúa dando muestras de que la mala racha de resultados que tuvo durante el mes de octubre ya es cosa del pasado. Además de lograr su tercera victoria consecutiva, de colocarse en la cuarta posición de la clasificación y de ser el equipo más goleador del grupo, el equipo entrenado por Ángel Zamora ofrece cada vez mejores sensaciones.

Frente al O Parrulo Ferrol B los segovianos demostraron ser un equipo mucho más sólido que hace unas semanas. Tenían enfrente a un rival que, aunque mermado por las bajas, demostró en el Pedro Delgado ser un conjunto con mucha calidad. Los ferrolanos, con poco balón en su poder, trataban de aprovechar los espacios que dejaba el Segosala en su presión, en ocasiones con un juego directo con Francisco. El pívot visitante tan solo tardó cinco minutos en recibir de espaldas -con la oposición de Antona– para darse la vuelta y con un derechazo colocar el balón en la escuadra.

El 0-1 amenazaba con sembrar de dudas al Segosala, pero a dos minutos para el ecuador de la primera parte, Julio aprovechó una imprecisión de los visitantes en un saque de banda a su favor para recortar a Regueira y hacer el empate a puerta vacía. Un tanto que dio confianza a un Segosala que tres minutos más tarde iba a volver a castigar los fallos de los visitantes en la salida de balón. Regueira salió con la pelota a campo contrario, donde Pablo Portal recuperó el esférico. Su vaselina, desde casi treinta metros, fue imposible de defender por el defensor que bajo palos trataba de hacer la cobertura al portero.

Con ventaja en el marcador los jugadores de Ángel Zamora descorcharon la botella de las ocasiones y buscaron con ahínco el tercero. De nuevo con Julio y con Edu como jugadores más peligrosos, pero también con otros como Marcos, cuyo disparo con la zurda se estrelló contra el larguero. El que no perdonó fue Polonio. El juvenil, en su primer partido en Segunda B, no falló en el segundo palo para hacer el 3-1 con el que se llegó al descanso.

Partido abierto

El inicio de la segunda parte fue muy similar al de la primera, aunque los gallegos se mostraban ahora más intensos en el ataque para e meterse en el partido. Y lo lograron, porque Muriel encontró la escuadra cuando apenas habían pasado dos minutos de la reanudación. Por suerte para los segovianos, Julio volvió a aumentar su renta al aprovechar un rechace del portero a un disparo previo de Marcos.

Tras quedarse a las puertas del gol en varias ocasiones, Edu ya no perdonó más en el tramo decisivo del encuentro. Primero, rematando desde el interior del área una buena jugada colectiva de los segovianos. Luego, con un disparo desde su campo y a portería vacía cuando los gallegos intentaban la remontada con portero-jugador. Y pudo caer algún tanto más, pero el 6-2 pone en la zona alta a un Segosala que va a más.