fs segosala
Edu trata de llegar al balón durante el encuentro que el Segosala disputó ante el Rácing Mieres./ KAMARERO

A falta de tres jornadas para la conclusión de la liga regular, el O Esteo aventajaba en siete puntos al Segosala Segobús en la pelea por la cuarta plaza, la última que da derecho a disputar la fase de ascenso a Segunda División. Dos jornadas después, la renta del conjunto gallego es de tan solo un punto. Los segovianos, que hicieron los deberes frente al Universidad de Valladolid, llegarán con opciones de jugar los play off por primera vez en su historia, aunque siguen sin depender de sí mismos.

Para poder llegar a esta situación fue sido necesario sufrir mucho en el pabellón Lalo García de Valladolid, sobre todo tras unos primeros minutos frente a la UVa en los que el equipo de Ángel Zamora disfrutó del control del juego, cómodo en ataque y sólido en defensa. En su primer acercamiento, César aprovechó un rechace para perforar la portería universitaria y hacer el 0-1 en el marcador.

El tanto le sentó fatal a un Segosala que parecía estar más pendiente de lo que ocurría en el derbi gallego entre el O Esteo y el Cidade de Narón, así que no tardó en llegar el 1-1, que no espabiló a un equipo sin capacidad de reacción. Tan solo la falta de puntería del Universidad de Valladolid explicaba que el duelo permaneciese igualado.

El paso por vestuarios no sirvió para cambiar el guion. El asedio pucelano siguió su curso, forzando a Adri a intervenir en numerosas ocasiones. El palo y el larguero también se convirtieron en grandes aliados de los segovianos. Hasta que en el minuto 26, un disparo de falta de los universitarios acabó en el fondo de la portería tras tocar primero en el palo y después en un jugador de la barrera.

El portero-jugador, clave

Faltaban más de trece minutos por jugarse y pese a caer de un solo gol Ángel Zamora apostó por el juego de cinco, una estrategia con la que quiso dar a su equipo el dominio de un encuentro que no era capaz de asumir con el juego de cuatro. Le salió al bien al técnico segoviano, ya que Guille puso el empate en el electrónico, y poco más tarde Edu transformó un claro penalti cometido sobre Álex para hacer el 2-3. Pero la Universidad de Valladolid volvió a poner las tablas en el marcador tras una pérdida de balón que Nacho aprovechó para superar en el mano a mano a Adri.

César se mantuvo entonces como portero-jugador para un Segosala que volvió a ponerse por delante a cinco minutos para el final con un gol de Álex. Ya en el tramo final, los visitantes consiguieron recuperar un balón para que a portería vacía Pablo hiciera el 3-5 definitivo que daba la victoria. Unos minutos después, se confirmaba la derrota en casa del O Esteo frente al Cidade de Narón por 1-4 que redondeaba una tarde muy sufrida para los segovianos.

La próxima semana, el equipo de Ángel Zamora necesita ganar en casa al Ribeira FS y que O Esteo no logre el triunfo en la cancha del Santiago Futsal para clasificarse para la fase de ascenso.