dep1 2 WEB
Agustín Pérez, entrenador del Segosala Pinturas Alyvan./ NEREA LLORENTE

La lista de partidos aplazados por culpa de los positivos de Covid ha terminado por hacerse extensa, afectando a varios de los conjuntos segovianos.

Comenzando por el de superior categoría, el Segosala Alyvan de la Segunda femenina logró que la Federación accediera a aplazar su encuentro ante el Villacañas por contar ambos conjuntos con componentes que habían dado positivo en los test, por lo que el partido previsto para el domingo se queda pendiente de una nueva fecha.

También se quedan en el aire los encuentros de la División de Honor Juvenil que debían tener como protagonistas a los dos conjuntos segovianos. El CD San Cristóbal y la EFS Valverde se vieron afectados por un brote de Covid que se transmitieron durante el derbi que jugaron el pasado domingo, y finalmente cinco jugadores de cada equipo han acabado pasando la cuarentena en sus domicilios, por lo que sus respectivos partidos ante el Burela y el O Parrulo A se quedan a la espera de un acuerdo, o de la decisión federativa, para encontrar una fecha libre.

Tendrá menos problemas para encontrar esa fecha el derbi que debían disputar este fin de semana el Rácing Cuéllar y el CD San Cristóbal en la Regional de Aficionados de fútbol sala. Los positivos en el San Cristóbal hacían imposible que el equipo sumara el número de jugadores suficientes como para hacer frente al partido con garantías.