Fernando García devuelve una bola de derecha./ CD SEGHOS

El Seghos Escuela de afronta a partir de hoy una ilusionante temporada en la División de Honor de tenis de mesa, categoría a la que llegó tras el extraordinario ascenso logrado en la pasada campaña, y que afronta con la meta de consolidarse en la antesala de la máxima categoría del tenis de mesa español.
Sabedor de que había que reforzar la plantilla para tener más opciones de permanencia, el Seghos incorporó este verano al jugador ucraniano Igor Zavadskyi, de 30 años que cuenta con una valiosa experiencia en la División de Honor jugando en el CTM Milagrosa gallego, y que vendrá a completar un equipo en el se mantienen Dani Sanz, Fernando García y Míkel Izkue, artífices del ascenso junto a su entrenador Antonio Sanz, que en algunos encuentros también ejerció las funciones de jugador.
Aunque no es posible que Zavadskyi pueda formar parte del equipo en todas las jornadas, el club sí aspira a que ayude en la mitad de las jornadas de la competición liguera que dará comienzo para el Seghos en la jornada de hoy, con la visita a la pista de la Universidad de Burgos. El objetivo es dejar a tres equipos por detrás del segoviano al final de la temporada regular. Todo lo demás que se consiga será indudablemente un éxito para el club de Espirdo, que se integra en el grupo 1 junto a equipos gallegos, cántabros, vascos, aragoneses, castellano-leoneses y madrileños.