Publicidad

Tras una fulgurante entrada en el partido, durante muchos minutos el Saltamontes Valverde no tuvo nada clara su clasificación para la final de la Copa Delegación frente a un Baloncesto Cantimpalos que tras el 0-8 inicial, no tardó en remontar la desventaja, llegando incluso a dominar en el electrónico superados los diez primeros minutos de juego.

En el segundo cuarto el conjunto cantimpalense logró incluso aumentar la renta, jugando al ritmo que más le convenía, y aprovechando el desacierto del equipo valverdano en los lanzamientos libres. El 27-20 con el que se llegó al descanso dio buena muestra de lo defensivo que estaba siendo el choque.

Todo cambio en una segunda mitad mucho más eléctrica, y con el Saltamontes endosando un primer parcial de 0-9 que llevó el partido a un último cuarto que arrancó con los cantimpalenses dos puntos por delante, con una exigua diferencia que pronto se quedó en nada, porque el equipo de Valverde machacó a su oponente a base de contragolpes que en un abrir y cerrar de ojos le dieron una ventaja de once puntos (45-56) que supo mantener en los últimos minutos, y así clasificarse para la final de la Copa Delegación, que se disputará en el pabellón Teodosio a partir de las 19.00 horas.