El reparto de minutos, clave en la racha de imbatibilidad del Nava

El equipo, que sigue sin iniciar bien los partidos, va adquiriendo estabilidad con el paso de los minutos, y siempre llega a los compases finales con opciones de victoria

164
Dani Gordo da instrucciones a los jugadores durante un entrenamiento. / AMADOR MARUGÁN
Publicidad

Ser competitivos. Más allá de quedarse más cerca o más lejos de la permanencia, la intención de Dani Gordo al comenzar la temporada en Asobal era que el Viveros Herol Nava pudiera salir a competir en todas las canchas, más allá de que el resultado fuera o no favorable. Y no se puede decir que el plantel no hay cumplido con creces ese objetivo en este arranque de temporada.

Tres empates consecutivos suma el conjunto navero, que todavía no sabe lo que es perder en la competición. Y esa primera derrota no ha estado lejos en ninguno de los tres encuentros frente a Granollers, Guadalajara y Puerto Sagunto, pero la reacción final de un equipo que tradicionalmente va de menos a más ha sido suficiente no solo para empatar los partidos, sino incluso para disponer de un último ataque para ganarlos todos. Las acciones no pudieron culminarse, pero el trabajo en la cancha quedó más que refrendado.

El hecho de que Dani Gordo reparta minutos entre todos sus hombres está siendo una de las claves para el buen hacer del equipo en los minutos finales. Frente a un Puerto Sagunto que no rotó tanto a sus jugadores, y bien que lo pagó en los minutos finales, el técnico navero logró con las rotaciones que
sus hombres importantes llegasen lúcidos a los momentos decisivos del partido.

EL EQUILIBRIO ‘CASI’ IMPOSIBLE

En el debe queda que quizá esas rotaciones estén llevando a que el conjunto navero no inicie los partidos de la mejor manera posible, un hecho del que se ha echado la responsabilidad a la espalda el entrenador. Entre iniciar bien, o terminar mejor, puede haber un término medio que es el que está buscando el equipo. Pero, mientras se encuentra, bueno es seguir sumando puntos.

El buen trabajo realizado ha recibido el premio clasificatorio, puesto que el Viveros Herol se sitúa en la sexta plaza de la tabla, una posición más que destacada teniendo en cuenta los equipos con los que se está codeando, amén de integrar el selecto grupo de conjuntos que aún no han perdido un partido en la temporada, junto al FC Barcelona y el Liberbank Cuenca, que con pleno de victorias se sitúan en los dos primeros puestos . Palabras mayores teniendo en cuenta que el Balonmano Nava es, y no hay que olvidarlo, un recién ascendido que el próximo sábado vivirá otra gran fiesta con la llegada al pabellón municipal de Nava de la Asunción del Balonmano Logroño que entrena el navero Miguel Ángel Velasco con un éxito más que evidente.

ÓSCAR MARUGÁN MARCA SUS PRIMEROS GOLES

Uno de esos ejemplos claros de rotaciones en el equipo navero es el de Óscar Marugán. El juvenil del Balonmano Nava viajó a Sagunto por la baja de Darío Ajo Martín, y lejos de estar ‘calentando banquillo’, Dani Gordo le puso a jugar, llegando a participar incluso en los últimos minutos del encuentro.

Óscar es uno de los jugadores de la cantera navera que tienen una mayor proyección, llegando a formar parte de las concentraciones que realiza la Federación Española con los mejores juveniles nacionales. En la pasada campaña ya formó parte del primer equipo en algunos encuentros, y realizó junto a otros compañeros la pretemporada con el Viveros Herol, por lo que Dani Gordo consideró que estaba preparado para asumir la responsabilidad en el extremo izquierdo. Y bien que le respondió Óscar, que en el segundo tiempo marcó dos goles que le sirvieron al equipo para continuar la escalada en el marcador. Es la punta de lanza de una nueva hornada de jugadores que quiere prepararse lo mejor posible para dar el relevo a las grandes referencias del Balonmano Nava.