fs segosala
fs Los jugadores del Leis Pontevedra celebran un gol ante la frustración del Segosala. / CD SEGOSALA

El Segosala se volvió de vacío de su visita a Pontevedra. El equipo dirigido por Ángel Zamora, que se presentó en tierras gallegas con las bajas de Edu, Marcos, Monir, Pablo y Guille, tan solo fue capaz de competir durante la primera parte y estuvo a merced de los locales durante los segundos 20 minutos.

El partido comenzó con ritmo, con el Pontevedra manejando los tiempos del encuentro y la posesión y con el Segosala tratando de sorprender a su rival con un juego vertical a la espalda de la defensa. Pedro, cuando apenas se había cumplido el primer minuto, tuvo la opción de adelantar a los visitantes pero su tiro cruzado desde la banda se topó con el palo.

Pese al dominio local, las ocasiones más claras eran para un Segosala que poco a poco lograba alejarse de la portería defendida por Adrián. Julio se quedó a centímetros de llegar a un balón en el segundo palo en un tramo de partido en el que Álvaro sostuvo con vida a los gallegos. El meta tuvo que emplearse a fondo para repelar los disparos exteriores de Álex Rincón y dos claras situaciones en las que le ganó la partida a Pedro Bayón.

Sin dominar y sin desarrollar el juego al que estaba acostumbrado, el Segosala tuvo ocasiones para adelantarse. Pero perdonó y lo pagó. A seis para el descanso, el Pontevedra robó en campo contrario tras una buena presión y Cley marcaba a placer el 1-0 en el segundo palo. Un tanto que no cambió un partido que seguía dominado por los locales pero con ocasiones más claras para los visitantes, como las que el juvenil Iván tuvo en el área rival pero no fue capaz de transformar en gol. Aunque esta vez el Pontevedra no lo aprovechó, ya que el disparo posterior de Nicolás se estrelló contra el poste en el tramo final del primer acto.

En los segundos 20 minutos el dominio gallego encontró mucha menos resistencia. Al Segosala se le encendió pronto la luz de la reserva y se dedicó a perseguir sombras durante la mayor parte del segundo acto. Llegaba tarde a la presión y en ataque carecía de verticalidad y desequilibrio. Además, un nuevo fallo en elaboración dejó solo a Nicolás frente a Adri. Con un toque de calidad, puso el 2-0 en el minuto 22.

A partir de entonces, el encuentro tuvo un solo color. El Leis Pontevedra manejó el duelo a su antojo frente a un Segosala Segobus sin ideas y sin fe. Las ocasiones sobre la portería de Adrián fueron llegando cada vez con mayor frecuencia; y después, los goles. Mario puso el 3-0 en el 29 y Javito en propia puerta el cuarto tres minutos más tarde, solventando el encuentro.

Lo intentó entonces con el juego de cinco el equipo de Ángel Zamora y, aunque sí que encontró la capacidad de generar ocasiones sobre la portería rival, también se quedó expuesto en defensa. Los últimos minutos fueron un carrusel de goles para ambos conjuntos, con el Segosala cargando con disparos exteriores y balones al segundo palo y el Pontevedra castigando cada perdida de balón. Al final, el electrónico reflejaba un 7-3 que deja al Segosala en la mitad de la tabla tras encadenar su tercer partido consecutivo sin conocer la victoria.