balonmano nava gonzalo carro fichaje
Gonzalo Carró, en una acción el pasado curso con el Cisne. / AMADOR MARUGÁN

El Viveros Herol Balonmano Nava anunció ayer la incorporación del pivote Gonzalo Carró, la principal posición que tenía por cubrir el club tras la retirada de Darío Ajo. Con amplia experiencia en Asobal, supone una apuesta de calado para el equipo de Zupo Equisoain de cara a su tercera temporada en la élite. Por otro lado, el club anunció la renovación de Óscar Marugán en el extremo.

Procedente del Cisne, Carró nació en A Coruña en 1994, pero cuenta con nacionalidad hispano-argentina. Sus convocatorias en categorías inferiores fueron con la selección española, pero el debut absoluto se produjo vistiendo la albiceleste con Argentina.

Con siete años de experiencia en Liga Asobal y uno en la Proligue francesa, cambia su Galicia natal por Nava de la Asunción. “Llegar a un lugar donde se vive el balonmano al máximo, con un apoyo incondicional por parte de la afición, que sin duda, hace mucho más fácil y sencillo el poder competir y luchar al máximo cada partido. Además, creo que es un proyecto muy interesante que está dando, poco a poco, pasos hacia adelante en la élite del balonmano español”, subrayo a la web del club.

Se describe como un jugador bastante completo, que puede aportar en ambos lados de la pista. Una persona bastante entregada con lo que lleva a cabo, luchador y trabajador. “Creo que aportaré trabajo, trabajo y más trabajo desde el inicio, e intentar también ayudar como sea posible con mi experiencia. En el vestuario, me considero una persona bastante alegre a la que le gusta hablar bastante, bromear y pasarlo bien con mis compañeros”.

Como objetivos, no considera otra opción que no sea el dejarse todo durante los 60 minutos, “y a partir de ahí veremos donde se encuentra el equipo, intentando mejorar el puesto conseguido en esta temporada. Individualmente, aportar lo máximo posible al equipo para ayudar a la consecución de los objetivos y poder disfrutar cada minuto”.