El Open Castilla y León de tenis, o lo que viene a ser lo mismo el torneo Villa de El Espinar, sigue manteniendo el arraigo por el que tanto trabajó Pedro Muñoz. La ‘obra’ en torno al torneo de tenis que fundó allá por el año 1986 el que años después se convirtió en presidente de la Federación Española, se ha mostrado con unos cimientos sólidos gracias a unos leales aliados que han contribuido a que el trabajo de tantos años no se viniera abajo ni por la crisis económica hace algunos años, ni por la pandemia después.

El trabajo de Pedro Muñoz, al que el covid privó de seguir trabajando por el tenis, ha encontrado relevo en Vivi Ruano y Mónica Muñoz, directora y presidenta del torneo respectivamente que, con los años de experiencia que ya atesoran en la organización del torneo y siempre con el respaldo del Ayuntamiento de El Espinar, han conseguido volver a sacar adelante un Open que en la edición de 2022 comenzará su cuarta década integrando el calendario de los torneos challengers.

El segoviano ocupa el quinto lugar en el ranking de torneos más longevos de la historia del ATP Challenger Tour, solo superado por el torneo de Tampere (Finlandia) que suma 39 ediciones, los de San Luis de Potosí (México) y Estambul (Turquía) que cumplirán 34, y el estadounidense de Aptos, que este año celebrará 32 ediciones.

UNA REUNIÓN PRODUCTIVA

Evidentemente esto coloca al Open Castilla y León como el torneo challenger más antiguo de España, por delante de competiciones de prestigio dentro del calendario nacional como es el Challenger de Sevilla, que en 2022 cumple tres décadas. Todo un logro que tendrá su continuidad en el futuro, puesto que el director general de Deportes de la Junta de Castilla y León, Enrique Sánchez Guijo, ratificó su apoyo al torneo en una reunión a la que asistieron el concejal Tomás López, Mónica Muñoz y Virginia Ruano. Como quiera que son tan importantes el fondo como las formas, el hecho de que una de las primeras reuniones de la ‘nueva’ Dirección General de Deportes se realizara con el equipo organizativo del Villa de El Espinar es todo un dato.

Con las dos pistas que el Ayuntamiento de El Espinar está construyendo, el torneo masculino y el femenino volverán a compartir sede

La ATP confirmó las fechas de celebración del Open Castilla y León en su cuadro final, del 25 al 31 de julio, disputándose la fase previa en las jornadas del 23 y 24 de julio, en una competición que destinará 67.960 euros en premios, y que se disputará en el Complejo Deportivo Pedro Muñoz que presentará una remodelada imagen, con dos pistas más que el Ayuntamiento de El Espinar está construyendo en la actualidad, y que servirán para que el Open vuelva a ser uno de los pocos torneos challenger del mundo que en la misma semana de competición incluirán en la misma sede la competición masculina, y la femenina.

Pese a que la ITF todavía no ha confirmado en su calendario de torneos el ITF de El Espinar, fuentes de la organización han confirmado a esta redacción que la competición se disputará a la par del torneo masculino, y tendrá una dotación de 25.000 dólares. Del 25 al 31 de julio, El Espinar volverá a ser la capital nacional del tenis. La ‘obra’ de Pedro Muñoz continúa.