Publicidad

La Gimnástica Segoviana se ha ganado por derecho el ser el conjunto a batir en este subgrupo B de la Tercera División en su grupo octavo, y que todos los equipos intenten convertirse en el primero que impidió que el conjunto azulgrana lograra los tres puntos.

Por ello, y porque en el deporte no suele funcionar demasiado bien eso de pensar a largo plazo, Manu González puso en alerta al plantel en lo referente a un exceso de confianza. “Quiero que mi equipo piense en el partido del domingo y sea competitivo. El pensar más allá te hace tener debilidad. Tenemos un partido tan importante como el del Burgos Promesas o el del Real Ávila, porque supone tres puntos. Y si el domingo nos dejamos los puntos, nos habrá servido de algo menos la buena trayectoria que llevamos. No podemos pensar que dentro de dos semanas tenemos a la Arandina, dentro de un mes al Girona, y no hacerlo en el Almazán”.

Rotaciones con seguridad

De cara a ese encuentro, de nuevo el técnico promete rotaciones, dejando en el banquillo a hombres que acumulan más minutos de juego, “y aprovechando que el equipo juvenil no tiene jornada este fin de semana, posiblemente subamos a algunos futbolistas a la convocatoria”. El Almazán es un equipo “con jugadores que se conocen bien”, y ante el que la Segoviana dispondrá un conjunto distinto al que puso en liza frente al Burgos Promesas “con jugadores de más talento en el centro del campo, porque preveo un rival que se va a cerrar en un 4-4-2 y vamos a necesitar algo más de precisión a la hora de filtrar los balones”.

El planteamiento que puso en liza el CD La Granja el pasado fin de semana en La Arboleda frente al Almazán es el espejo en el que la Segoviana quiere mirarse el domingo, “porque esa presión alta sobre la salida del balón del equipo soriano les dio muy buen resultado a los de Ricardo, y creo que puede ser una de las claves”.

En principio, Dani Calleja entrará en la convocatoria después de haber superado sus molestias musculares, por lo que el técnico solo manejará dos bajas, las de Carmona recuperándose de su intervención de menisco, y la de Ivique ya no tiene casi dolor en su tobillo, pero que aún le tiene muy hinchado y no puede ponerse ni las botas”.

La plantilla superó sin problemas el test de antígenos que se realizó en la tarde de ayer, por lo que no habrá problema por ese lado para que Manu pueda disponer de todos sus jugadores de cara al encuentro del domingo.

Almendáriz, preparado

El joven Diego Almendáriz es uno de los jugadores que podría tener su oportunidad el domingo frente al Almazán. Así lo puso de manifiesto Manu González, que ya avanzó que Javi Marcos será uno de los jugadores que tenga descanso, por lo que aumentan las opciones de que Almendáriz pueda debutar en el once inicial en un partido de liga con la Segoviana, posiblemente haciendo pareja con Rui.

Sería una gran oportunidad para mí”, señaló Almendáriz, consciente de que la competencia para jugar en el centro de la defensa, con Rui, Javi Marcos y Viti, es más que dura, “pero sé que trabajando las oportunidades llegarán, y las tengo que aprovechar”.

Con un técnico como el madrileño, que gusta de cambiar los equipos y dar oportunidades a todos los jugadores “es importante estar siempre preparado”, afirmó Almendáriz, que tiene buenos referentes en el vestuario, aunque en el que más se fija es en Rui, “que es el que más me ayuda. Tiene mucha experiencia”.

El joven jugador es cauto a la hora de valorar si la Segoviana va a terminar en la primera posición en esta primera fase de la liga, aunque está de acuerdo en que el inicio ha sido impecable, y desvela que el técnico les comentó acerca del Almazán que “es un equipo fuerte y va a ser un rival difícil, como todos los que nos hemos enfrentado, así que tenemos que ponernos a trabajar para intentar sumar los tres puntos”.