Una victoria y un empate en las dos primeras jornadas de liga han puesto a la Gimnástica Segoviana en una buena disposición para afrontar el otoño que comienza la próxima semana, que en teoría debe poner el campo de La Albuera en mejores condiciones de las que se encuentra (y ahora ya no son del todo malas), y así poner de su parte para que el equipo gimnástico pueda hacer su buen granero de puntos para cuando lleguen peores, que teniendo en cuenta la dificultad de la categoría, es seguro que llegarán.
Al municipal llega hoy el Villanovense, que como avanzó Ramsés en la previa “fue el principal damnificado de que nosotros lográramos clasificarnos para la pasada fase de ascenso, así que buscará resarcirse de alguna manera”. Y aunque ha cambiado a buena parte de su plantilla, el técnico azulgrana lo tiene claro: “lo bueno que tenían lo han mantenido y han fichado a jugadores que tienen muchísimo talento arriba, además de a un delantero muy potente como David Agudo”.

UN MAL INICIO DE UN BUEN EQUIPO

Otra cosa es que el conjunto extremeño haya iniciado la competición de la mejor manera posible, que no es el caso ya que perdió en la primera jornada frente al Talavera “en el que estuvieron muy condicionados porque cayó una tromba de agua que hizo prácticamente imposible jugar bien al fútbol”, y empató en el segundo partido ante el Cacereño “y no sé si mereció ganar, pero desde luego en absoluto perder”. Por lo tanto, Ramsés resume de su oponente que “estamos hablando de un equipo que hace muy bien las cosas” y que en la pasada campaña supo cómo desactivar el juego ofensivo de la Segoviana, firmando un empate sin goles.

 

Los lesionados han ido evolucionando de manera favorable, y el cuerpo técnico confía en poder contar
con todos

La evolución de los jugadores ‘tocados' en el equipo gimnástico ha sido favorable. Dani Plomer empezó a entrenar el jueves, mientras que Rubén y Dani Segovia se ejercitaron con normalidad con el grupo, “y Pedro Astray está bien, se le hinchó la rodilla probablemente debido a la superficie de hierba artificial que castiga muchísimo las articulaciones”. Juan de la Mata sufre un golpe en la mano, en principio sin afectación ósea, y aunque las molestias en la muñeca le provocan una cierta incomodidad, Ramsés confía en que pueda ser de la partida. “Además, David López y Hugo Díaz están entrenando con el grupo ya en la fase final de su recuperación y contamos los días para poder disponer de ellos también para competir los domingos”.

MÁS ATENTOS EN DEFENSA

Cuatro goles marcados y dos recibidos en dos encuentros hacen una buena media, y refleja el trabajo que la Segoviana viene haciendo para mejorar sus números en la faceta defensiva, “porque el año pasado recibimos mucho, y si este año somos capaces de generar el mismo número de ocasiones de gol y recibir menos, pues nos irá mejor”, señala Ramsés, que sabe que sólo cuenta con Dani Segovia como delantero capaz de elevar su número de goles hasta los veinte en una temporada, “pero el resto de futbolistas de medio campo hacia delante sí tienen capacidad para hacer entre seis y diez tantos. Y si cuentas con tres o cuatro jugadores a ese nivel, sabes que al final el equipo va a hacer goles”.
Lo que funciona no suele tocarse, pero Ramsés no es entrenador de mantener alineaciones de una jornada para otra, así que salvo sorpresa o lesión de última hora la línea de cuatro en defensa será la de Navalcarnero, con Manu por delante más Fer Llorente acompañando en la salida del balón. Si Borrego está en condiciones podría ser titular por un lado, con Plomer por el otro, quedando para la mediapunta la duda entre Ivo, Astray o incluso Maroto, con Dani Segovia, siempre que esté en condiciones, como referencia.