Alberto García recibe la falta de un contrario. /ASCENSIÓN CALVO
Publicidad

El Leche Mesenor Nava sigue dependiendo de sí mismo para conseguir el título de Liga en la Segunda División masculina de balonmano que finalizará el próximo fin de semana con la disputa de una última jornada en la que el conjunto de Nava de la Asunción se desplazará hasta la cancha del Moralejo Zamora sabiendo que una victoria le dará el campeonato.

El equipo que entrena Carlos Colomer tenía por delante un compromiso exigente frente al BM Delicias, tercer clasificado de la competición, al que era obligado ganar puesto que el Bodegas Vetusta Villa de Aranda, principal rival de los segovianos por el título, afrontaba un partido bastante más tranquilo precisamente frente al Moralejo Zamora, al que terminó casi doblando en el marcador.

Como es habitual en esta clase de partidos en los que empieza a notarse la presión por los puntos, tardó unos minutos el Mesenor Nava en meterse en el encuentro, aunque con una defensa contundente impedía que el Balonmano Delicias se pusiera por delante, y que metiera un poco más de presión si cabe a los segovianos, que en el ecuador de la primera mitad se hicieron con una renta de tres goles.

UN OPORTUNO ESTIRÓN

Sin embargo, el equipo visitante dio muestras de su calidad llevando el partido de nuevo al empate, aunque los locales consiguieron llegar al descanso con una mínima renta de un gol. Pero el partido no iba a ser ningún paseo para los componentes del Mesenor Nava, que consiguieron llevar siempre la iniciativa en el marcador, pero con su rival nunca lo suficientemente lejos como para bajar el ritmo.

Afortunadamente para los naveros, unos muy buenos minutos en defensa dejaron al Balonmano Delicias en 16 goles durante muchas acciones, consiguiendo pasar del 19-16 a un 22-16 faltando quince minutos para el final del partido que parecía romperlo casi de manera definitiva.

Apretó el equipo vallisoletano en busca de reducir las diferencias, pero el Mesenor Nava no se iba a dejar sorprender, y aunque la ventaja se redujo a tres goles con cinco minutos aún por disputarse, la victoria se quedó en casa, y de esta manera el equipo segoviano se mantiene por delante del Bodegas Vetusta en la tabla. Teniendo en cuenta que en la última jornada de Liga el conjunto arandino juega en la cancha del Balonmano Burgos, último clasificado, todo hace indicar que el Leche Mesenor Nava tendrá que ir a ganar a la cancha del Moralejo Zamora si quiere lograr el título de Liga y disputar una nueva fase de ascenso a la Primera Estatal.