Los jugadores del Cuéllar Santa Teresa reciben el pasillo del campeón por parte del Monteresma. / KAMARERO
Los jugadores del Cuéllar Santa Teresa reciben el pasillo del campeón por parte del Monteresma. / KAMARERO

El Cuéllar Santa Teresa puso la rúbrica a una de las mejores temporadas de su historia sumando al título de Liga Provincial bien ganado hace ya varias semanas, el de la Copa Delegación que consiguió tras imponerse en la final al Monteresma B por el marcador de 1-4.

El encuentro tenía un claro favorito en el conjunto que dirige Félix Blanco, pero no era la primera vez en la que el equipo que aparecía como favorito se quedaba con la miel en los labios en la final, y el Monteresma aparecía como un equipo con argumentos suficientes como para dar la sorpresa, no en vano el cuadro de Palazuelos es uno de los habituales en las últimas rondas de la Copa.

El partido estuvo muy abierto prácticamente desde el principio, puesto que el Cuéllar manejando el balón desde atrás, y el Monteresma buscando la velocidad de Felipe llegaban con una cierta claridad a los tres cuartos de campo, y se relamían en cuanto se producía una acción a balón parado, puesto que prácticamente todas llevaron peligro para las dos porterías, con Dani y Jandro mostrando una cierta inseguridad en esas acciones.

Pablo Lozano mostró su calidad en dos faltas, la primera lanzada con la derecha y la segunda con la izquierda, que se marcharon fuera por poco, y el Monteresma dio la réplica con un cabezazo de Javi Trilla a la salida de un córner que sacó la defensa cuellarana cuando el balón ya se colaba. Apenas un minuto más tarde, era Manu el que evitaba el gol del Cuéllar tras un error en la salida de Dani que puso al cuellarano Antonio en una clarísima disposición para marcar.

CUESTIÓN DE PÓLVORA

Porque al final la diferencia estuvo en la pólvora, y el Cuéllar Santa Teresa ha podido presumir de ella en esta temporada con dos estiletes, Antonio y Diego, que fueron todo un quebradero de cabeza para la defensa del Monteresma, que aún así pudo ponerse por delante tras otro saque de esquina que sacó la defensa cuellarana de la misma raya de gol, y que finalmente marcó el 1-0 a siete minutos para el descanso, cuando Iván marcaba un gran gol de falta directa tras una acción previa en la que se lesionó David, el capitán del equipo de Palazuelos.

Antonio y Diego fueron una pesadilla para la defensa del Monteresma, a la que le pesó demasiado la baja de su capitán David

Bien que le pesó esa baja al equipo morado, porque desde ese momento el Cuéllar se desenvolvió con más claridad en el ataque, y en otra acción a balón parado en la que el balón rondó demasiado tiempo el área del Monteresma, Antonio remató con la izquierda el empate a uno cuando a la primera parte todavía le quedaban cuatro minutos para la conclusión, que se le hicieron demasiado largos, porque en un balón cruzado de Dela a Antonio, el cuellarano superó la marca de José Trilla y ante la salida de Dani cedió el esférico para que Diego le diera la vuelta al marcador, y pusiera el 1-2 con la llegada del descanso.

EL GOLPE DE GRACIA

Era imposible que el Monteresma no acusara el golpe de la remontada cuellarana en los cuatro últimos minutos de la primera parte, y su entrada al campo en el segundo período no fue la mejor, y bien que se aprovechó de ello el Cuéllar Santa Teresa, que le dio un golpe de mano al partido cuando Diego se aprovechó de la poca contundencia defensiva en un despeje cerca del área ‘local’ para avanzar unos metros y superar con calidad la salida de Dani.

El partido ya estaba donde quería Félix Blanco, con ventaja clara en el marcador, y la posibilidad de machacar el partido al contragolpe. Pero el Monteresma entendió que no debía volverse loco y lanzarse al ataque sin cuartel si no quería verse superado a la contra, y por eso optó por trabajarse el partido sin descolocarse demasiado, esperando una opción de volver a meterse en el encuentro que tuvo Iván en otro lanzamiento de falta que superó al portero Jandro, pero que se estrelló en el larguero de la portería del Cuéllar, y un remate posterior de Andrés que se marchó fuera por poco.

El paso de los minutos fue descosiendo el partido, y con las fuerzas justas en algunos jugadores, el campeón de la liga provincial comenzó a sumar ocasiones para poner la sentencia al encuentro. Antonio dispuso de una muy clara enviando fuera en el segundo palo un buen centro de Dela, y poco Antes Diego había probado fortuna tras un robo de balón viendo al portero Dani fuera del marco, pero el guardameta del Monteresma hizo la parada de la tarde para seguir dando vida a su equipo.

UN GOLAZO ECHA EL CIERRE

Sin embargo, la vida ‘extra’ se acabó pronto, porque a poco menos de un cuarto de hora para el final el cuellarano Chema hizo el gol de la final tras cortar un balón a treinta metros de la portería del Monteresma, y chutar con fuerza por encima de Dani, colocando el 1-4 y dejando la recta final del encuentro para la celebración del doblete por parte del Cuéllar, mientras que el Monteresma hacía méritos para ser un más que digno finalista. Pero el campeón de Liga y Copa es un equipo bien armado que cuenta con dos jugadores en la línea ofensiva que marcan las diferencias, y alzó con justicia el trofeo que le acredita como campeón, y con el que puso fin al curso futbolístico 21/22.