La defensa del Mariano Rico Cuéllar intenta hacerse con la posesión del balón. / JAVIER PASCUAL
Publicidad

El FS Mariano Rico Cuéllar se vino se vacío de tierras tolosarras tras caer por 5-4 ante un buen Laskorain, en un choque que tuvo dos partes bien diferenciadas. En la primera los locales fueron los claros dominadores ante un Cuéllar al que le costó diez minutos entrar en el partido y una segunda más equilibrada en la que los visitantes tuvieron sus opciones, pero los vascos estuvieron más acertados.

El encuentro empezó de la peor manera posible para los de Maroto, ya que antes de cumplirse el primer minuto Manso hacía el 1-0 en un despiste. La presión e intensidad local impedían el juego de un Mariano Rico que parecía dormido. Julio en el minuto cuatro daba el primer aviso visitante, pero Laskorain encontraba el premio a su mejor salida con el 2-0 obra de Xabi en el segundo palo.

La estrategia local llevaba continuamente peligro sobre la meta de Cano, que por dos veces impedía que las diferencias se ampliasen. Poco a poco los cuellaranos se fueron metiendo en el partido y Odei intervino con acierto en dos ocasiones de Valco y Piti. Cano desbarataba dos claras oportunidades tolosarras, y en el minuto quince el Mariano Rico se metía en el partido al finalizar Dani una jugada de saque de banda.

Con el 2-1 el choque cambió de panorama aunque seguían siendo los locales los que generaban mayor peligro, aprovechando la endeblez defensiva visitante. Así Haritz mandaba el esférico al poste instantes después del gol que reducía las distancias. Cuando se entraba en el último minuto un disparo exterior de los guipuzcoanos fue desviado lo justo por Eñaut para que el balón llegara al fondo de las mallas cuellaranas, colocando el 3-1, pero cuando parecía que los equipos se marcharían a vestuarios con ese marcador Julio remataba de lejos y Piti, muy atento, desviaba de tacón para superar a Odei y anotar el 3-2.

Natalia Maroto: “Laskorain es un equipo muy bien trabajado y su defensa no nos ha dejado estar cómodos”

En la segunda mitad el Mariano Rico Cuéllar salió dispuesto a igualar el partido. y desde el inicio buscó el gol aunque sin acierto con los tres palos. Javi por dos veces y Piti enviaron fuera claras ocasiones. Javi de tacón a punto estuvo de empatar la contienda, pero Alex estuvo muy atento y a renglón seguido Manso y Xabi se encontraron con un acertado Cano que nada pudo hacer para evitar el 4-2 de Josu en una contra.

Sin nada que perder los cuellaranos se fueron en busca de un gol que volviese a meterlos en el partido. La tuvo Davicillo pero el meta local logró despejar el disparo. Natalia Maroto situaba el portero jugador con casi cuatro minutos por jugarse pero los visitantes apenas encontraron huecos en la intensa defensa vasca. Julio en el 38 tuvo la mas clara pero remató fuera. Justo cuando se entraba en el último minuto un robo local permitió a Iker sentenciar el choque con el 5-2 a puerta vacía. No bajaron los brazos los cuellaranos, que de doble penalti transformado por Davicillo a veinte segundos del final redujeron distancias. Ya sobre la bocina, Campi dejaba en 5-4 el marcador final.