Publicidad

La Gimnástica Segoviana sigue manteniendo un ritmo infernal de victorias en el grupo octavo de la Tercera después de conseguir unos sufridos tres puntos en el campo de Castañares, superando al Burgos Promesas, que dio una buena imagen y se aprovechó de las novedades en la línea defensiva gimnástica, sin la presencia de Rui por decisión técnica, para desarbolar por momentos al conjunto de Manu González, aunque la actuación de Christian evitó males mayores y en el intercambio de golpes pudo llegar el gol en cualquier portería.

Y es que las rotaciones que el entrenador azulgrana anunció de cara al encuentro que se jugó en el campo de Castañares le dieron al equipo un buen poso ofensivo en determinados momentos del choque, pero le hicieron flaquear en su sistema defensivo, que no pudo imponerse a los atacantes locales, con Pibe como la referencia.

El partido arrancó con mucha fuerza. Ambos equipos se mostraron muy enérgicos y no se guardaron nada. Salieron a ganar, ya que el Burgos Promesas pretendía arañar algún punto ante una Gimnástica Segoviana que quería mantener su racha de victorias a toda costa. Los primeros acercamientos peligrosos llegaron desde el costado visitante. Las bandas fueron la zona favorita de los segovianos para hacer daño pero la defensa de los burgaleses supo cerrar filas y no concedieron nada desbaratando los centros de los visitantes.

Con el paso del tiempo el dominio de la Gimnástica Segoviana se acrecentó, el Burgos Promesas echó las líneas unos metros más atrás y cedió, en gran parte, la posesión del esférico. Los locales estaban agazapados esperando una oportunidad para hacer daño al líder al contraataque, pero el conjunto azulgrana no se mostró piadoso y atacó bien una zaga muy replegada. Fueron los mejores minutos para una Gimnástica que gozó de algunas oportunidades para hacer el 0-1.

Un penalti muy protestado

El gol no se hizo esperar demasiado y cuando el choque llegaba a la media hora, un derribo a Dani Arribas puso al colegiado Sanz Monge en la tesitura de señalar el punto de penalti o dejar correr la acción. Pese a las protestas de los jugadores del Burgos Promesas, el árbitro lo tuvo claro marcando la infracción.

El encargado de transformar el penalti fue Rubén, que engañó a Gorka para anotar el 0-1 que ponía por delante a la Gimnástica Segoviana que veía como se volvía a adelantar en un nuevo partido manteniendo, por el momento, su buena racha en esta campaña 2020/2021 que han arrancado de la mejor manera posible sin ceder ni un punto en lo que llevamos de liga.

El tanto de Yubero hizo que el partido se igualase en lo que al juego se refiere. El Burgos Promesas olvidó sus complejos y se acrecentó. Los minutos anteriores al descanso fueron un acoso y derribo por parte de los locales que se negaban a caer sin pelear. Gozaron de algunas ocasiones claras pero no fueron capaces de batir a Christian que dejaba su meta a cero antes del descanso, no sin algún buen susto como un mano a mano que tuvo con Peli, cuyo remate se estrelló en el palo.

La Segoviana logró plasmar su dominio en la primera parte con el gol logrado de penalti por Rubén

En la segunda mitad el Burgos Promesas siguió atacando aunque con menos fuerza que en los minutos finales del primer tiempo. La Segoviana supo administrar su ventaja y cedió parte del control del esférico aunque no dejó que le generaran ocasiones demasiado peligrosas. Los azulgranas aguantaron bien el marcador y los burgaleses se desesperaban al ver que no eran capaces de poner las tablas.

Tras el dominio de los locales llegó el cansancio, y la Gimnástica supo aprovecharlo. Manu metió mordiente en ataque con la presencia de Adeva, más calidad en la creación con la entrada de Conde, y gracias al buen juego por las bandas lo visitantes supieron hacer daño al espacio y gozaron de buenas oportunidades con centros precisos al corazón del área.

Los normales agobios del final

Cerca de la hora de juego un disparo de Sergio se marchó al poste, el 0-2 estuvo cerca y el Burgos Promesas apostó por reaccionar con más corazón que cabeza ante las constantes acometidas de los segovianos que olían la sangre y querían sentenciar.

Los minutos finales volvieron a ser para el Burgos Promesas que era el que debía llevar la voz cantante si quería lograr un punto ante el líder. Entraron en el terreno de juego Iago y Asier Barahona para desequilibrar en busca del tanto de la igualada pero nunca llegó.

El Promesas apretó mucho en los minutos finales de cada período, haciendo sufrir a los azulgranas

La Gimnástica Segoviana demostró tener mucho oficio y con la entrada de Rui supo sufrir y aguantar el chaparrón para lograr una victoria merecida para un cuadro que sigue invicto y tacha de su lista un partido complicado en su lucha por el ascenso a la Segunda División B.


0-1

0-1 Rubén (min. 30)
Árbitro: Sanz Gómez.

BURGOS PROMESAS:
Gorka
Dani Burgos
Olguín
Munguía
Albistegui (c)
(Iago, min. 72)
Rosales
Heras
(Koke, min. 85)
Lavsamba
Didi
Sergio Esteban
(Gabri, min. 85)
Pibe
(Asier, min. 72)

SEGOVIANA:
Christian
Javi Marcos 🟨
Viti
Borao
(Adrián, min. 59)
Rubén ⚽
Manu (c)
Nogueira 🟨
(Conde, min. 72)
Del Castillo 🟨
(Rui, min. 84)
Arribas
Borrego 🟨
Gómez
(Adeva, min. 59)


Clasificación Grupo VIII B

1
Gimnástica Segoviana
15
5
5
0
0
12
1
2
Real Ávila
10
5
3
1
1
7
3
3
Real Burgos
7
4
2
1
1
5
2
4
Mirandés B
6
5
1
3
1
5
7
5
Almazán
6
4
2
0
2
5
6
6
CD Diocesanos
4
5
1
1
3
3
7
7
Burgos Promesas
4
4
1
1
2
2
4
8
Numancia B
4
2
1
1
0
5
3
9
Arandina
4
3
1
1
1
5
7
10
CD La Granja
3
3
1
0
2
4
4
11
CD Cebrereña
1
3
0
1
2
0
4
12
CD Bupolsa
0
3
0
0
3
3
8

 

El CD La Granja no logra plasmar en goles su mejor juego en Almazán