Javi Gómez se eleva desde los nueve metros en un partido del Mesenor./ AMADOR MARUGÁN
Publicidad

El Leche Mesenor Nava seguirá jugando en la Segunda División Nacional de balonmano, pese a haber logrado la primera posición al finalizar la competición regular, aunque no el campeonato de liga, puesto que la Federación Territorial decidió dar por finalizada la temporada sin proclamar campeones.

Sabedor de que, tras el ascenso del Burgos a la División de Honor Plata, el Balonmano Nava se encontraba en una gran posición para ser el candidato al ascenso a la Primera Nacional ya que el conjunto burgalés había ascendido desde el grupo de Castilla y León, Asturias, Cantabria y Madrid, el club preparó el presupuesto para poder militar en la nueva categoría sin problemas.

Pero, en una decisión ciertamente controvertida, la Federación Española decidió que fuera el Tarazona aragonés quien ascendiera de categoría, en una decisión que Julián Mateo, presidente del Balonmano Nava, señaló que fue “personal del presidente de la Federación Española (Francisco Blázquez)”.

Con el dinero ya preparado

EMateo afirmó que “hace casi dos meses nos preguntaron desde la Federación si estábamos preparados económicamente para subir, y les contestamos que sí, porque ya estaba todo presupuestado. Estábamos seguros de que íbamos a ascender, pero cuál fue nuestra sorpresa cuando vimos que el que ascendía era el Tarazona”.

El club pidió explicaciones, y la respuesta fue difícil de entender, “porque desde la Federación me dijeron que ese ascenso del Tarazona no era por méritos deportivos, sino por una decisión personal del presidente”.

Julián Mateo hizo ver el lógico enfado de la entidad: “Nosotros como club nos sentimos defraudados y lógicamente enfadados con las decisiones de la Federación Española. No se pueden tomar decisiones porque uno te caiga mejor o peor, o porque sean votantes tuyos o te voten en contra en las asambleas”.

Pasando facturas

El presidente del club tuvo claro que la Federación Española le está ‘pasando la factura’ al Balonmano Nava por haberse alineado con el actual presidente de la Liga Asobal, Adolfo Aragonés, pero también lanzó un ‘recado’ a la Territorial: “Nos sentimos ninguneados y despreciados por esta decisión de la Española, pero también algo defraudados con nuestra Territorial, que tenía que haber dado un golpe en la mesa y haber peleado por esa plaza para un equipo de Castilla y León. Mi información es que la Territorial tampoco ha puesto mucho empeño, y estoy en disposición de creer lo que se me dice, porque ¿cuántas veces ha venido a Nava de la Asunción el presidente de la Territorial en la pasada campaña? En la Copa Castilla y León, el día del partido ante el Valladolid porque venían todos los políticos… y ya”.

 

“Nos sentimos ninguneados y despreciados por la Española, pero también defraudados con nuestra Territorial”

 

Lo que es evidente es que el Balonmano Nava es un club al que le gusta pelear por lo que considera justo, y para muestra, el ejemplo que dio Mateo con el asunto de los seguros de los jugadores: “Le comenté al presidente de la Territorial (Carlos Sainer) que, ya que la competición se había parado desde marzo, el seguro de lesiones que teníamos contratado nos tendría que devolver algo del dinero que pusimos para contratarlo, y su respuesta fue pasarme el listado de todos nuestros jugadores lesionados a lo largo de la temporada y el coste que habían tenido. ¿Qué tiene que ver eso? Yo lo único que le dije es que negociara con el seguro”.