Edu, portero del Segosala, golpea al balón./ KAMARERO
Publicidad

El CD Segosala confirmó su inscripción en la Segunda División B de fútbol sala, que aún tiene por definir su composición por parte del Comité Nacional de Fútbol Sala, y mientras tanto sigue esperando a que se establezca el protocolo de medidas sanitarias para poder iniciar el trabajo de la pretemporada, aunque todo hace indicar que septiembre no será el mes en el que pueda iniciarse la liga en la categoría, que hay que recordar que no es profesional, aunque en un primer momento se barajó la fecha del 26 de septiembre como la del inicio de la competición.

El club ha venido realizando un duro trabajo con el fin de encontrar los recursos económicos para poder hacer frente a los desembolsos que hay que realizar en una categoría como la Segunda B, y se encontró con una buena respuesta por parte de los patrocinadores privados, pero sobre todo con el decidido apoyo del Instituto Municipal de Deportes, que no quieres que el fútbol sala masculino apenas tenga repercusión siquiera en el ámbito autonómico, y avanzó su apoyo al club en su periplo por la división de bronce del sala nacional.

En lo que a la confección de la plantilla se refiere, el Segosala Segobús ha confirmado las bajas de tres jugadores, Isma Llorente, Callejo y el portero Víctor Martín, y con Ángel Zamora al frente del banquillo, tratará de repescar a Julio Miguel, así como a incorporar como mínimo un guardameta.
Además, el club despedirá a su portero Álvaro Carrión, que se marchará a jugar a Sevilla la próxima temporada en la que militará en las filas del Real Betis del que es director deportivo Daniel Ibañes, defendiendo la camiseta del conjunto juvenil.