El FS Cuéllar comienza a entrenar con muchas dudas

El conjunto de Natalia Maroto inicia la pretemporada con un buen número de incógnitas que si no se desvelan en las próximas dos semanas podrían llevar al club a plantearse seriamente su disposición a participar en la liga

Con la competición en la Segunda B de fútbol sala definida tanto en la composición de los grupos como en el calendario, la plantilla del FS Mariano Rico Cuéllar inició en la jornada del miércoles los entrenamientos a las órdenes de Natalia Maroto, con todas las medidas de seguridad establecidas por la Junta, pero también con un buen número de incógnitas que si no se desvelan en las próximas dos semanas podrían llevar al club a plantearse seriamente su disposición a participar en la liga.

Así lo señaló el presidente del club cuellarano, Héctor Polo, en declaraciones a Radio Segovia. Y es que el plantel de jugadores no ve nada claro el inicio de la competición si no hay un protocolo bien marcado en el que se establezca la obligatoriedad de hacer test semanales a las plantillas, “con el fin de que los jugadores sepan cada semana si están o no contagiados”.

Polo justificó la decisión del plantel con no poco sentido común “ya que varios de nuestros jugadores son estudiantes y conviven con personas consideradas de riesgo, y otros no pueden permitirse un par de confinamientos en sus trabajos, porque seguramente los perderían”.

El problema llega a la hora de realizar esos test, puesto que el club no tiene la capacidad económica para afrontar los análisis semanales que tendría que hacer, y el descenso de ingresos es más que evidente, puesto que el FS Cuéllar no podrá contar con el dinero de las entradas vendidas “puesto que el Ayuntamiento de Cuéllar ya nos ha señalado que para nuestros partidos el aforo no podrá ser mayor a poco más de cien personas”. Teniendo en cuenta que el club tiene más de esa cifra en lo que a número de socios se refiere, el agujero económico en el apartado de los ingresos apunta a importante, aunque el gasto en concepto de desplazamientos para la presente campaña sea menor que en las precedentes.

Por lo tanto, el MarianoRicoCuéllar se plantea esperar a que la Junta elabore la guía para el deporte amateur, “porque en principio nuestra intención es jugar, pero con otro protocolo”, afirmó Héctor Polo.