Los jugadores del FS Cuéllar celebran un gol. / FS CUÉLLAR

El FS Cuéllar ha anunciado este viernes la retirada de su equipo de la competición en la Segunda División B de fútbol sala, “apelando a la responsabilidad social ante los últimos datos de la evolución de la pandemia”, tal y como ha comunicado el club segoviano en sus redes sociales.

Integrado en el subgrupo 1A de la Segunda División B, el conjunto cuellarano no había podido entrenarse desde que la Junta de Castilla y León estableció el toque de queda, ya que el equipo solo podía ejercitarse a partir de las 21:00 horas puesto que sus jugadores no son profesionales y otro horario se hacía incompatible con sus respectivos trabajos.

Sin embargo, este horario de entrenamiento chocaba frontalmente con la obligación que establece la Junta de estar a las 22:00 horas en los domicilios.

Este hecho, y la falta de un sanitario que pueda realizar los test semanales a la plantilla a pesar de los esfuerzos del club por poder cumplir este requisito, obligó al FS Cuéllar a solicitar el aplazamiento de los dos primeros partidos de liga frente al Guardo y a la Universidad de Valladolid, y también el que debía enfrentarle en la jornada del sábado al equipo asturiano del San Cucao.

Pero, en vista de que la situación sanitaria no ha variado y los problemas no iban a poder subsanarse, el club optó por anunciar su retirada de la competición, como ya hiciera la pasada semana con su conjunto de la División de Honor Juvenil.

ASÍ LO EXPLICABA LA ENTRENADORA NATALIA MAROTO LA PASADA SEMANA