Operarios trabajando ayer en el ‘José Antonio Minguela’./ AITANA M.
Operarios trabajando ayer en el ‘José Antonio Minguela’./ AITANA M.

La historia del conjunto juvenil de la Segoviana en la División de Honor comenzó hace semanas con la controversia acerca del campo donde jugará sus partidos, y a pocos días de iniciarse la temporada, cuando parecía que la solución de poner gradas en el Minguela podía solucionar las cosas, un problema de plazos a la hora de terminar la instalación de las gradas y del césped artificial ha propiciado un nuevo problema entre el club y el IMD.

La Segoviana pidió el poder jugar el partido ante el Fuenlabrada, primero de liga previsto para el próximo sábado a las seis de la tarde, en el campo de La Albuera puesto que el equipo de Segunda Federación juega fuera de casa y por tanto la instalación tendría la fecha libre, pero se ha encontrado con la negativa del Instituto Municipal de Deportes, que ha ofrecido como única alternativa la de jugar en el campo Mariano Chocolate.

En el club el enfado es mayúsculo, puesto que el Chocolate no está preparado para acoger este tipo de partidos, y la Segoviana aspiraba a cobrar entrada para ver al juvenil. Habrá trabajo a contrarreloj para cerrar el campo y poblarlo de sillas para minimizar el impacto de no jugar en el Minguela.