Las jugadoras del Segosala celebran el segundo tanto./ LUIS HORCAJADA

El Segosala Alyván rompió su maleficio liguero en los derbis frente al Unami, y con un gol de Eva cuando el partido ya expiraba sumó los tres puntos que le afianzan en la cuarta plaza de la clasificación, dejando a su rival en posiciones de descenso y con la miel en los labios después de que Sara hubiera rescatado un punto marcando el empate a un gol que parecía definitivo.
Siempre con una motivación especial en este tipo de partidos por mucho que se jueguen, el Unami salió decidido a no ponerle las cosas fáciles a un Segosala que conocía de las dificultades que siempre le plantea su oponente, y más cuando se coloca por delante en el marcador. Así que el partido en su primer tiempo se movió por aguas relativamente tranquilas sabiendo que en un partido de fútbol sala el oleaje puede llegar en cualquier momento, y ambos equipos cuentan con jugadoras muy capaces de generar ocasiones de peligro casi de la nada.

 

Tras una primera parte sin goles, en la segunda los dos equipos dispusieron de claras ocasiones para marcar

Un remate de Alejandra fuera tras una buena contra llevada por Jimena que con una pisada le dejó el balón franco y con Mar lejos del marco, aunque la portería quedaba guardada por una defensora del Unami, se convirtió en la ocasión más clara de una primera parte en la que ambos conjuntos invirtieron más fuerzas en proteger su marco y no cometer errores defensivos que en atacar el contrario. Cierto es que tanto Sonia como Mar tuvieron que intervenir y lo hicieron con acierto, pero no fueron tan exigidas como en encuentros precedentes.
De manera lógica el panorama del partido fue cambiando con el paso de los minutos, con el cansancio haciendo mella en las jugadoras. Así, un robo de balón de Valle en la salida del balón del Unami le dio la oportunidad a la jugadora del Segosala de regatear a Mar y marcar a puerta vacía aunque Sara hizo todo lo posible por evitar el 1-0. El gol dejó algo descolocado al Unami, que sin embargo pudo empatar en una buena salida de pelota que estuvo cerca de culminar Laura Llorente en el segundo palo.
El equipo de casa, que no sabe (ni posiblemente quiere) contemporizar con el marcador a favor, no retrasó sus líneas mantuvo la presion sobre el Unami, que no esutvo lejos de marcar en una contra que Sofi culminó con un remate fuera. Pero la ocasión más clara para las azules llegó a nueve minutos para el final, tras un claro penalti a Lauri que Carré lanzó a un lado, justo al que Sonia se lanzó para rechazar el lanzamiento. En la acción posterior, Cris de Andrés sacó bajo palos un remate de Alejandra.

MORIR DE AMBICIÓN

Le tocó al Unami poner el juego de cinco en los últimos minutos del encuentro, y un taconazo de Sara en el segundo palo puso el 1-1 a poco más de un minuto para la conclusión. No parecía el marcador más injusto para el partido, pero éste no había concluido. El Unami arriesgó de nuevo con el portero-jugador buscando el 1-2, pero lo que se encontró fue una rápida acción local que dejó a Eva en el mano a mano con la guardameta azul, a la que batió por bajo. Con 16 segundos para el final, el Unami buscó una última acción positiva, pero la defensa del Segosala no lo permitió.