Un grupo de atletas en la pasada Media Maratón Ciudad de Segovia./ NEREA LLORENTE
Publicidad

La Junta de Castilla y León estableció el pasado viernes un protocolo para la ‘nueva normalidad’ que comienza hoy, entre las que se incluyeron diversas pautas para las actividades deportivas que se celebren en la comunidad.

Aún con el miedo a los rebrotes, y la apelación a la responsabilidad individual de cada persona, que la Comunidad lo ha pasado muy mal con esta pandemia, la institución autonómica ha dado un paso adelante en lo referente al deporte, lo que permitirá la apertura de puertas de instalaciones tanto al aire libre como cerradas, con algunas consideraciones.

Así, en las instalaciones deportivas al aire libre podrá realizarse actividad físico-deportiva, sin contacto físico, con el límite del 80 por ciento de la ocupación máxima permitida en la práctica deportiva, mientras que en las instalaciones deportivas cubiertas y centros deportivos podrá realizarse actividad deportiva en grupos, sin contacto físico, y siempre que no se supere el 75 por ciento de la ocupación máxima permitida en la práctica deportiva.

Una definición necesaria

La Junta define lo que considera que es la ‘ocupación máxima’ para la práctica deportiva individual, que “será de una persona para espacios de hasta cuatro metros cuadrados, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso se permitirá la compañía de un asistente”.

Además, en las instalaciones deportivas la actividad física y deportiva estará sujeta a los siguientes criterios generales de uso:

a) Con carácter general, no se compartirá ningún material y, si esto no fuera posible, se garantizará la presencia de elementos de higiene para su uso continuado.
b) Las bolsas, mochilas o efectos personales sólo se podrán dejar en los espacios habilitados para ese fin.
c) Los deportistas no podrán compartir alimentos, bebidas o similares.
d) Antes de entrar y al salir del espacio asignado, deberán limpiarse las manos con los hidrogeles que deberán estar disponibles en los espacios habilitados al efecto.
e) Los técnicos, monitores o entrenadores deberán mantener la distancia de seguridad interpersonal en las instalaciones o, en su defecto, utilizar mascarilla.
f) Se utilizará la mascarilla durante el tiempo de circulación entre espacios comunes en las instalaciones, salvo que se pueda garantizar la distancia de seguridad interpersonal.

Sí a la hostelería

Además del cumplimiento general de las medidas de higiene y prevención establecidas, en el caso de que en las instalaciones se preste algún tipo de servicio de hostelería y restauración, la prestación de este se ajustará a lo previsto en las condiciones para la prestación del servicio en los establecimientos de hostelería y restauración, por lo que comienza a estar permitidos esos servicios en las instalaciones, aunque con restricciones.
Teniendo en cuenta esta normativa, el Instituto Municipal de Deportes valora la apertura de determinadas instalaciones, aunque todo apunta a que los deportes colectivos de contacto continuarán sin poder realizarse a partir de la próxima semana.

Caza y pesca

Además, en el protocolo de medidas publicado por la Junta de Castilla y León se establece que tanto la caza como la pesca se podrán llevar a cabo con casi total normalidad.

La normativa establece que “está permitida la actividad cinegética en todas sus modalidades siempre que se respete la distancia de seguridad interpersonal o, en su defecto, se utilicen medidas alternativas de protección física con uso de mascarilla. No se compartirán utensilios de caza, ni utillaje de comida o de bebida”.

La misma disposición queda establecida con la pesca fluvial, deportiva y recreativa, permitida en todas sus modalidades siempre que se respete la distancia interpesonal o, en su defecto, se use mascarilla, amén de no compartir utensilios de pesca, ni utillaje de comida o de bebida