Los jugadores cuellaranos defienden una acción durante un partido jugado en Santa Clara./ JAVIER PASCUAL
Publicidad

El FS Mariano Rico Cuéllar volvió a venirse de vacío de tierras aragonesas tras perder ante un Tauste mucho más efectivo. La nota positiva para los cuellaranos fue el debut de Ilias, portero juvenil que realizó un gran partido.

Los de Natalia Maroto empezaron el choque de la peor manera posible, ya que a los treinta y cinco segundos de juego Valco tenía que retirarse lesionado. Esto hizo que no entrasen de la manera adecuada al partido, y aunque este fue un toma y daca, los locales aprovecharon la falta de intensidad, sobre todo en defensa, para ponerse con un claro 4-0 en apenas siete minutos con una gran efectividad.

Viendo la situación la entrenadora cuellarana optó por poner el portero jugador desde el minuto diez, lo que dio sus frutos al anotar Javi el 4-1 en el doce aunque dos minutos después Tauste marcaba desde su campo el 5-1. A renglón seguido Javi se encontraba con el poste pero en el dieciséis el propio Javi hacía el 5-2. Poco duraba la alegría ya que nada mas sacar de centro los aragoneses anotaban el sexto gol de su cuenta para, dentro ya dentro del último minuto volver a ver puerta para dejar el marcador al descanso en 7-2.

Aunque en los primeros minutos de la reanudación el Mariano Rico no optó por el juego de cinco, regresó a esta táctica para intentar al menos salvar el gol average particular y mantener físicamente a una plantilla muy castigada por las lesiones.

MEJORANDO HASTA LLEGAR CON OPCIONES

Poco a poco los visitantes fueron asentando su juego con el portero jugador y llegando con mayor peligro a la meta local. En el 25, Javi volvió a toparse con el poste y en la siguiente jugada Julio acertó con el marco zaragozano para poner el 7-3. La respuesta local no tardó en llegar pero primero Campi y después Ilias salvaron a los visitantes. En el 27, Lulas dio esperanzas al Mariano Rico con el 7-4 de disparo exterior y mediado el segundo acto David apretaba aun mas el electrónico con el 7-5.

Dani tuvo la oportunidad de meter de lleno a los cuellaranos en el partido pero su remate de tacón pegó en el poste y en la contra Achraf limpió las telarañas de la meta de Ilias que nada pudo hacer por evitar el 8-5. Este gol hizo mucho daño a los visitantes que empezaban a pagar el esfuerzo realizado aunque seguían intentando meterse en el choque. De aquí al final hubo ocasiones para ambos equipos pero los porteros estuvieron muy bien y tan solo David pudo maquillar el marcador con el 8-6 restando dos minutos.