Niños corriendo en la última edición del Cross de Cantimpalos. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19, y sobre todo el repunte de los casos desde el pasado mes de agosto que ha puesto al país tratando de ‘surfear’ de la mejor manera posible la segunda ola de la pandemia, está poniendo en jaque tanto a los clubes que en el caso de Castilla y León siguen esperando a que la Junta haga algo al respecto más allá de prohibir el deporte con contacto, así como a no pocas actividades deportivas que se plantean seriamente su suspensión a la espera de que 2021 traiga mejores noticias en el apartado sanitario.

Tres son las competiciones deportivas que destacan en Segovia en este final de año tanto por su volumen de participantes como por el alto número de aficionados que presencian las pruebas, y en las tres sus respectivos equipos organizativos han optado por no celebrarlas a dos meses de su celebración.

El Cross de Cantimpalos es de las pocas pruebas segovianas que están incluidas en el calendario de la Federación Española de Atletismo. A punto de cumplir el medio siglo de vida, la carrera cantimpalense se encuentra cómodamente instalada entre las mejores de España.

De sentido común

Y ello era posible tanto por la calidad de los participantes, de los mejores del panorama nacional pese a coincidir en fechas con el campeonato de Europa de cross, como por la cantidad de atletas ya que miles de escolares se acercaban hasta Cantimpalos para disputar allí la primera jornada escolar de campo a través organizada por la Diputación.

Sin embargo, con la Junta de Castilla y León suspendiendo hasta el mes de enero las competiciones escolares, la presencia de los más jóvenes en Cantimpalos se hace imposible, lo que sin duda significa todo un ‘palo’ para la competición. Además, aunque la prueba se celebre al aire libre, la concentración de personas en ‘la Campa’ para presenciar las carreras de las diferentes categorías es algo que actualmente está totalmente desaconsejado por la Junta.

 

El alcalde de Cantimpalos lamenta la suspensión, “pero no podemos arriesgarnos tal y como está la situación sanitaria”

 

Por todo ello, “y porque a pesar de que ahora estemos bien, no sabemos cómo va a estar la situación en Cantimpalos dentro de dos meses”, como señaló el alcalde Amador Álvarez, el Ayuntamiento de la localidad decidió de manera unánime en el pleno del pasado viernes la suspensión del Cross.

Álvarez lamenta la suspensión, pero esta entra dentro de la triste normalidad del coronavirus: “Sabemos que hay otros crosses que van hacia delante, pero nosotros somos un pueblo pequeño para la competición que tenemos, y no podemos organizar una prueba con todo lo que eso conlleva para que a quince días de la celebración nos encontremos con un problema de salud que nos obligue a cancelarlo”.

Por lo que se refiere a la capital, también hay dos pruebas populares que se van a ver afectadas por la crisis sanitaria. A falta de la confirmación oficial que se producirá en la Junta del Instituto Municipal de Deportes, los segovianos se quedarán este año sin la Carrera del Pavo y la Carrera Fin de Año.

El Pavo, tampoco

La Carrera del Pavo, que cumplió el pasado año su 84 edición, es una de las competiciones que más público aglutina en las calles segovianas, con miles de personas acudiendo al Azoguejo y la calle Real para disfrutar de una prueba única en España.

Y es precisamente esa concentración de personas la que se ha convertido ahora en un impedimento para la celebración normal de una prueba que por su condición de individual sí podría llevarse a cabo llevando cada ciclista su propia bicicleta, ya que los participantes se lanzan de uno en uno desde la calle Teodosio el Grande y con una pequeña variación en el reglamento se podría realizar. Pero es precisamente su esencia popular, porque no se entiende una carrera del Pavo sin público, la que podría llevar a su suspensión.

La Carrera Fin de Año, para otro año

En el caso de la Carrera Fin de Año la evidencia es clara. Una competición atlética en la que miles de personas compiten juntas por unas calles de Segovia abarrotadas de gente no puede celebrarse en las actuales condiciones sanitarias, y así en próximas fechas la Junta del Instituto Municipal de Deportes procederá a dar oficialidad a la suspensión, y pensará en otros modos alternativos de poder celebrar una carrera al modo de lo que ya lo han hecho otras pruebas populares como las carreras pedestres.