Un lance del duelo entre Claret y La Flecha. / KAMARERO

El Claret cayó el domingo en su estreno en Primera Nacional de Castilla y León ante La Flecha A en el duelo disputado en el Pabellón Emperador Teodosio. Su entrenador, Cristian Álvarez, lamenta un arbitraje y una experiencia que no había visto “en más de 30 años de baloncesto” y relatará lo sucedido a la Federación de Baloncesto de Castilla y León “para que no vuelva a pasar”. Con todo, el cuadro segoviano no estuvo a la altura de las expectativas. “No somos capaces de aislarnos de todo lo que está pasando y hacer un sobreesfuerzo. Y llegan las pérdidas de concentración y errores a todos los niveles. Hemos intentado confeccionar una buena plantilla que ayer se vio desquiciada”.

El entrenador segoviano lamenta la actitud de una colegiada de la delegación segoviana. Y lo argumenta en la manera “irrespetuosa y maleducada” en que se dirigió a él, sus “advertencias constantes”, un aviso de técnica a los dos minutos y por alertar a los 20 segundos de juego a su segundo entrenador de que debía estar sentando mientras el banquillo visitante estaba de pie. “No había visto a una persona que viniera con tantas ganas de hacernos daño, tenía en la cabeza el guion del partido. Cada vez que intentábamos acercarnos en el marcador, siempre había algo. Quiero pensar que puede haber algo detrás, pero no consigo dar con ello. En esta ciudad, si queremos crecer, es mejor que vengan árbitros de fuera. Es triste, pero estoy más cómodo jugando fuera que en casa”.

Remontada incompleta

El base segoviano Miguel, clave para el juego del Claret, se vio muy pronto con tres faltas. Cristian lamenta que en la otra zona La Flecha aprovechara el dispar criterio con intensidad defensiva, con un uso ilegal de manos que no era sancionado. El Claret cambió a defensa individual, zona o presión alta y probó con quintetos más grandes y más pequeños, pero la ventaja vallisoletana se disparó hasta los 25 puntos (59-34) bien entrado el tercer cuarto.

Pese a todo, los segovianos compitieron hasta el final. Con todo perdido, su parcial en los últimos 12 minutos les permitió acercarse por debajo de la decena y apurar sus opciones de remontada. “Si el partido llega a durar un poco más, les habíamos alcanzado. Nos vimos tan abajo que los chavales deciden olvidarse de lo que está pasando y fueron a por todas”. El Claret, que visitará al Youauto Aldeamayor el 12 de diciembre, es colista del grupo A.