baloncesto claret usal
Un partido del CD Claret. / KAMARERO

Tal y como se está desarrollando la temporada para el CD Claret Innoporc y lo que le está pesando la adaptación a la categoría, era evidente que la visita a la cancha de la USAL La Antigua aparecía como uno de esos encuentros en los que hay que buscar objetivos más allá de la victoria que se antojaba muy complicada, habida cuenta de la plantilla que atesora el conjunto salmantino, que atraviesa por un buen momento de forma.

Y desde el primer momento se puso de manifiesto que dar la sorpresa en el pabellón Würzburg de Salamanca se iba a convertir en una misión imposible para el equipo segoviano, que apenas pudo aguantar unos minutos a su oponente, mucho más fuerte bajo los aros y que una y otra vez fue imponiéndose ante una defensa segoviana que hacía lo que podía ante la intimidación de los pivots locales.

El segundo cuarto, demoledor

El 24-11 con el que concluyeron los primeros diez minutos no era definitivo, pero el 21-7 con el que terminó el segundo cuarto sí lo fue. Mientras que el equipo de casa anotaba con regularidad, al Claret le costaba un mundo sumar puntos a su casillero, así que la lógica del 45-18 se impuso al descanso, dejando los siguientes cuartos para buscar otras metas más allá del resultado.

Y eso hizo el Claret, que jugó sus mejores minutos tras el descanso, con el USAL realizando rotaciones. Jorge Mínguez lideró al equipo en el apartado anotador en este tercer cuarto que terminó con la victoria parcial por 14-20, que no solucionaba el partido evidentemente, pero dejaba un mejor sabor de boca, como también lo hizo el 26-24 con el que se cerraron los últimos diez minutos en los que el daño en el marcador no fue mayor para el equipo segoviano, que continúa buscando su suerte en la Liga EBA.