Publicidad

El Club Deportivo Claret Ejarque cumplió con los pronósticos que le auguraban la victoria en la final de la Copa Delegación Provincial, y se impuso a un digno Saltamontes valverde por 76-59 en un encuentro que el conjunto claretiano supo romper iniciado el tercer cuarto.

Después de que los claretianos se impusieran al CD Base en lo que algunos calificaron como la final anticipada del torneo de copa, la realidad de la final apuntaba a un triunfo del equipo que dirige Diego Pascual, con una media de edad mucho más baja que la del Saltamontes, y por tanto con más capacidad para meter mucha intensidad al encuentro.

El equipo de Valverde solo podía competir con una cierta ventaja en la pintura, donde Diego Lucía y Sergio Gálvez tenían alguna posibilidad de superar a los pivots del CD Claret. Y lo cierto fue que en los primeros diez minutos de partido esa fue la intención del Saltamontes, surtiendo de balones a sus dos hombres altos, tratando de hacer daño a su rival desde cerca del aro.

Pero el Claret también tenía un plan, y este pasaba por poner mucha intensidad, ayudar en el rebota tanto en defensa como en ataque, y correr en cuanto hubiera una opción. Y a ello se le unió un más que innegable acierto en los lanzamientos triples durante el primer cuarto, con tres consecutivos que abrieron la primera brecha en el marcador, y un cuarto que contribuyó a consolidar la diferencia en los siete con los que se llegó al final de los primeros diez minutos. Monedero, nombrado Mejor Jugador del Partido, y Pérez con dos triples cada uno, estuvieron destacados en este apartado.

UN PARCIAL QUE ABRE EL ENCUENTRO

Comenzó el segundo cuarto con los claretianos algo más flojos en la ofensiva y con el Saltamontes cerrando mejor el rebote defensivo que le habían costado algunos buenos puntos en el período inicial. Pero bastó con que Diego Pascual solicitara un tiempo muerto para aclarar los conceptos a sus jugadores para que estos metieran una marcha más, sobre todo en defensa, y con varios robos consecutivos más otro triple endosaran a un rival un parcial de 10-0 que puso el encuentro al borde de la ruptura, con un 40-24 que amenazaba con dejar la segunda parte en poca cosa.

Tiró de orgullo el Saltamontes para cerrar el parcial doce puntos por debajo con una zona 2-3 y tratando de finalizar todas sus acciones ofensivas para evitar las contras. Todavía había partido, pero no demasiado, porque el golpe que había dado sobre la mesa el CD Claret había sido grande, y era evidente que el físico les iba a acompañar tras el descanso.

Nicolás Monedero fue declarado como el mejor jugador de la final tras conseguir sumar 22 puntos

Y así fue. En los primeros minutos del tercer cuarto de nuevo lla diferencia volvió a ensancharse, con Monedero y Sanz encontrando muy bien los pasillos que dejaba la defensa del Saltamontes, con muchos problemas también a la hora de superar la pegajosa defensa claretiana, que lograba recuperar un buen número de balones, como el que recogió López más allá de la línea del centro del campo cuando el período consumía sus últimos segundos. Su lanzamiento lejanísimo rebotó en el aro y se que en el ‘uy’.

La renta se elevó más allá de los veinte puntos, ventaja en la que se fue moviendo tanto el tercer período como los últimos diez minutos del encuentro, cuando el Claret elevó el pie del acelerador en sus ataques, mientras que el Saltamontes buscaba maquillar el marcador, algo que logró con un postrero triple de Martínez, respondiendo a uno anterior de López. Así se llegó al 76-59 final, que le dio al Claret Ejarque el título de Copa, al Saltamontes un subcampeonato más que digno, y a la Delegación Provincial unas jornadas de baloncesto en las que hubo buena presencia en las gradas, y partidos interesantes sobre la cancha.