Los pilotos toman una curva del circuito de El Espinar. / E.R.

El Circuito Pamwi MotoPark de El Espinar acogió el pasado fin de semana la última prueba de la Copa de España de Motocross Clásico en la que se dieron cita 70 pilotos de las 10 categorías convocadas para la ocasión.

Si algo destacaron todos los corredores fue el excelente estado del circuito que se encontraba en perfectas condiciones gracias al trabajo de la organización y que permitió disfrutar a todos los asistentes. Con esta prueba que se disputó en tierras segovianas, se puso fin a la temporada 2020 de motocross.