Publicidad

Con el inicio de la ‘nueva’ normalidad, los centros deportivos Carlos Melero de La Albuera y la piscina climatizada José Carlos Casado (en la calle Celinda) volvieron a abrir sus puertas de cara al público. Ambas instalaciones deportivas, gestionadas por la empresa Forus, han permanecido cerradas tres meses y hoy retomaron su actividad siguiendo el protocolo sanitario con el objetivo de garantizar la seguridad de los usuarios. Pese a las medidas higiénicas que siguen los dos centros, la jornada arrancó con ciertas dudas e incertidumbre de cómo será el nuevo concepto de práctica deportiva, y, aunque en el periodo estival se reduce la asistencia por lo general, es en los días siguientes cuando se espera una mayor presencia de usuarios.

Así lo explica David Redondo, director del Carlos Melero: “El miedo todavía está presente, como es lógico, y el aforo del primer día ha sido bajo, pero estamos haciendo visitas por el centro mostrando las medidas de limpieza que hemos tomado y la gente comprueba de primera mano el protocolo de seguridad que seguimos, haciendo una valoración muy positiva”.

Para ello, la empresa ha reforzado la limpieza de superficies para garantizar las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones. Asimismo, ha colocado dispensadores de gel hidroalcohólico y soportes de papel con pulverizador desinfectante homologado. También ha ampliado el número de generadores de ozono que desinfectan y purifican el ambiente, y ha configurado el sistema de climatización para optimizar la renovación de aire. En cuanto al porcentaje de usuarios, el centro polideportivo ha adaptado el aforo al 50% y la piscina al 30%, tal y como establece la normativa.

NORMATIVA DE SEGURIDAD

– Con carácter general, no se compartirá ningún material y, si esto no fuera posible, se garantizará la presencia de elementos de higiene para su uso continuado.
– Las bolsas, mochilas o efectos personales sólo se podrán dejar en los espacios habilitados para ese fin.
– Los deportistas no podrán compartir alimentos, bebidas o similares.
– Antes de entrar y al salir del espacio asignado, deberán limpiarse las manos con los hidrogeles que deberán estar disponibles en los espacios habilitados al efecto.
– Los técnicos, monitores o entrenadores deberán mantener la distancia de seguridad interpersonal en las instalaciones o, en su defecto, utilizar mascarilla.
– Se utilizará la mascarilla durante el tiempo de circulación entre espacios comunes en las instalaciones, salvo que se pueda garantizar la distancia de seguridad interpersonal.