Dani Lázaro trata de llegar a un balón sin dueño./ KAMARERO

A las doce de la mañana de este domingo, el CD La Granja comenzará a jugar un encuentro importante para sus aspiraciones en el campo Luis Pérez Arribas, teniendo como oponente al Real Burgos. Ambos conjuntos mantienen como objetivo principal el eludir el grupo por la permanencia de cara a la segunda fase, y para conseguirlo necesitan sumar puntos con algo más de regularidad de lo que hasta ahora están consiguiendo.

El conjunto de Ricardo de Andrés necesita recuperarse del disgusto que supuso la derrota frente al Numancia B prácticamente en el tiempo de prolongación de un partido en el que los segovianos no merecieron perder, pero no cabe duda que en los dos partidos que ha jugado con el CD La Granja, el filial soriano ha encontrado la manera de aprovechar sus ocasiones y hacer baldío el esfuerzo del equipo del Real Sitio.

El técnico no podrá contar con Kike, sancionado con un partido, ni con Gabi que aún sigue renqueante, y tendrá que hacer variaciones con respecto al once que presentó frente al Numancia B, ya no solo en el eje de la defensa por la baja de su central, sino también por el esfuerzo físico que realizó el equipo jugando todo el segundo tiempo con un hombre menos.

El Real Burgos, con los mismos puntos que el conjunto granjeño, pero con peor diferencia de goles, no es un equipo que vea portería con facilidad, no en vano solo ha marcado un gol en los últimos cinco partidos, pero en la primera vuelta consiguió hacerse con la victoria en el campo de El Hospital adaptándose bien al terreno de juego y aprovechándose bien de la inexperiencia de los jugadores segovianos, varios de ellos debutantes en la competición. Una victoria segoviana igualaría el average y relanzaría a los de Ricardo en su intento de evitar el grupo 3.