Publicidad

El CD La Granja sumó un punto por su propuesta valiente en el tramo final frente al Atlético Tordesillas. Un gol en la recta final del choque, obra de Julio, a un cuarto de hora para final, puso por delante en el marcador a los locales, pero los de Miguel de la Fuente lograron restablecer la igualada tan solo cinco minutos después, por medio de Gabi, en una jugada a balón parado. Con este empate la distancia en la tabla clasificatoria entre ambos conjuntos sigue como estaba.

Volvía el técnico del CD La Granja a un campo que hace no mucho era suyo, ya que en Tordesillas realizó labores de segundo entrenador, ayudando en las tareas técnicas a Santi Sedano. El partido resultó muy igualado, con pocas ocasiones y protagonizado por el miedo a perder de uno y otro equipo, debido a la importancia del resultado habida cuenta de lo que se jugaban ambos equipos. Ello propició que ambos conjuntos encararan el choque con mucha intensidad y concentración y poniendo especial cuidado en sus labores defensivas, intentando sobre todo que el rival no anotase.

Pese al carácter defensivo de uno y otro planteamiento, en la primera mitad ambos equipo protagonizaron llegadas al área rival, pero con más sensación de peligro, en centros al área, que peligro real. Lo más reseñable de esta primera mitad fue un disparo de Héctor para los vallisoletanos, y una volea de Dani Lázaro a la salida de un saque de esquina para el conjunto segoviano. Y así, sin un dominador claro y con el balón moviéndose durante la mayor parte del tiempo en la parcela ancha, transcurrían unos primeros cuarenta y cinco minutos emocionantes por la importancia de los puntos en juego, pero con poca emoción sobre el campo.

La segunda parte, más movida.

En la segunda mitad el Tordesillas salió mucho más enchufado, llevando claramente la iniciativa y muy espoleado por su público, con mucha confianza en poder lograr la victoria.
Así, dispuso de una buena ocasión en las botas de Abraham, pero su disparo salió fuera muy cerquita del poste. También lo intentó Rafa con una buena internada por la banda, pero no logró culminarla ya que su centro no fue certero.

“El miedo guarda la viña”, dice el refrán, y los minutos iban pasando sin que el marcador no se moviera. Sin embargo en la recta final del encuentro llegarían los dos goles. Se adelantaron los locales, en el minuto 75 de partido. Roberto Simón protagonizó una excelente jugada culminada con un pase perfecto a Julio, salvando a los defensores segovianos, para que Julio no tuviera más que fusilar a Lorenzo, sin que este pudiera hacer nada para evitar el gol.

Paso al frente a la contra.

Los pupilos De la Fuente se vieron obligados a reaccionar, ya que el resultado no les servía, y sin nada que perder adelantaron líneas buscando forzar jugadas a balón parado. Y así, en una de ellas, tan solo cinco minutos después de haber encajado el gol, lograron el empate. Tras el saque de una falta, Pluma peinó el esférico para enviarlo al interior del área, donde Gabi estaba preparado para el remate y no falló.

En resumen, el Tordesillas fue mejor en el cómputo del encuentro, pero los segovianos supieron jugar sus bazar y con ello arrancar un punto que le mantiene vivo y con posibilidades de abandonar los puestos de descenso. Queda toda la segunda vuelta por delante para ello.

Con este punto los segovianos igualan al Becerril, que marca la línea de los puestos de salvación y que esta jornada no ha jugado ya por el número impar de equipos de la categoría le tocaba descansar. Los de Miguel de la Fuente intentarán regresar a la senda del triunfo la próxima jornada, en la que reciben en El Hospital al Salamanca. Será el domingo en sesión matinal, a las 12.30.