El CD La Granja pecó de falta de contundencia en su encuentro frente al Numancia B. El conjunto de Ricardo de Andrés realizó un buen encuentro ante el filial rojillo, pero no culminó las ocasiones de gol que tuvo, y finalmente lo pagó con la derrota.

Tanto Numancia B como La Granja llegaban al encuentro con igualdad de puntos en sus casilleros, y aunque lo más justo, tal y como fue el choque, hubiera sido un empate, un error de Kike en el borde del área, provocó un mano a mano de Ali con Loren que no erró el jugador local.

Comenzó el equipo de Pablo Ayuso más asentado en el terreno de juego y con más recursos, moviendo la pelota de un lado a otro mientras que el CD La Granja vio claramente cómo podía llevar peligro por la banda de Ayoub, muy activo todo el partido, y bien apoyado por Lázaro.

OCASIONES REPARTIDAS

El primer aviso lo dio el NUmancia B en botas de David Sanz, en un lanzamiento directo que fue despejado por Loren. Los sorianos tenían más el balón, pero las tímidas ocasiones locales eran desbaratadas por la zaga de los de Ricardo de Andrés, que no se andaban con contemplaciones y alejaban cuanto antes el balón.

En ataque las ideas visitantes se diluían en tres cuartos de campo, sin poner en claro peligro la portería defendida por Toni. Una buena ocasión fue para Dani quien recibió un balón franco ante el cancerbero local pero no acertó en el remate fue la mejor baza granjeña. La réplica fue una contra de los rojillos que terminó Mario tras rechace de Loren.

Otra buena ocasión para los visitantes la tuvo Lázaro, quien con un poco más de fortuna habría salido con dos goles del partido, pero no era su tarde. Recibió un balón filtrado entre líneas, pero no supo concluir ante Toni. Aunque de nuevo David Sanz lo intentó con un libre directo o una cesión peligrosa de la defensa de La Granja, no fue suficiente y se llegó al descanso con el empate a cero todavía en el marcador.

DANI LÁZARO, SIN SUERTE

Nada más comenzar la segunda parte, el entrenador local Pablo Ayuso hizo doble cambio, intentando incentivar el ataque de los suyos. La Granja comenzó con una presión a tres cuartos de campo que le hizo más peligroso que en la primera mitad. Tan sólo dos minutos después de la reanudación, Lázaro completamente sólo en un mano a mano con Toni no lanzó ni fuerte ni ajustado, por lo que el portero local pudo evitar el primer tanto.

El conjunto visitante no tuvo excesivos saques de esquina a su favor, pero en uno de ellos intentó un gol olímpico al primer palo que no surtió efecto. Otra ocasión errada fue una falta directa muy centrada que blocó el portero.

El local Alí avisó de lo que pasaría minutos después. Su remate de cabeza fue interceptado por Loren a una mano en el primer palo. Un minuto después, Funcasta remató de cabeza pero el propio rechace de Loren, que no interceptó sino que despejó, fue de nuevo al jugador local que logró marcar.

EL ERROR QUE MÁS SE NOTA

Poco duró la alegría soriana. Un minuto después, tras una buena jugada de Lázaro por banda derecha, su centro fue rematado al fondo de la red por Ayoub. La Granja lograba empatar de manera justa el partido, pero no concluiría con buenas noticias para el equipo visitante. Un error de Kike provocó el segundo y definitivo gol local. El central, sin oposición alguna, se resbaló con el balón en la frontal, situación que aprovechó Ali para plantarse ante Loren y, con fortuna, establecer el que sería el segundo tanto local.

De nuevo Lázaro tuvo otro pase filtrado entre las líneas locales y se quedó ante Toni, pero no era su tarde y su remate lo detuvo el cancerbero. En los minutos finales, el CD La Granja jugó con más corazón que cabeza y aún con ello no perdió excesivamente el sitio, pero no le valió para puntuar.